Cuando fracasa un proyecto de TI

Tengo una mala noticia, los proyectos de TI fracasan, a veces, más de las que queremos reconocer y muchas más de las justificables.

Hoy no quiero hablar de los motivos de estos fracasos, aunque es un análisis muy interesante es demasiado dependiente de cada caso y cuando se generaliza se acaba diciendo “objetivos poco definidos”,  “poco apoyo de la dirección” o “falta de madurez de la tecnología”, que es un modo de decir que podremos repetir el intento definiendo los objetivos, obteniendo apoyo o mejorando la tecnología… son tonterías cuando se hacen esas cosas por segunda vez el proyecto YA ha fracasado, el nuevo irá bien o mal pero no borra el fracaso.

Fracasar no es cuando el proyecto es duro, dificil o con un coste superior al previsto en tiempo y recursos, al menos no necesariamente, he visto proyectos retrasados en su arranque meses, cuyo coste se ha incrementado que aún así han sido éxitos para la empresa una vez que finalizan. Fracasar de verdad es cuando lo abandonas, es ese proyecto de CRM que reconoces que jamás ha sido utilizado por los comerciales, ese proyecto de business inteligence que nunca dió una información valiosa, esa web de venta online que jamás tuvo pedidos o ese proyecto de ERP que descubres que no ha mejorado en absolutamente nada la gestión.

¿Qué hacer cuando fracasa un proyecto?

La primera tentación es mandar todo el enfoque completo (tecnología, fin, integrador e incluso empleados) al garete, a veces esto es justificado reconozcamoslo, pero no siempre 🙂

A veces el cine es una buena ayuda…. (ir al minuto 1 con 28 seg)

Alfred Pennyworth: Why do we fall, sir? So that we might learn to pick ourselves up.

No digo que se deba repetir el proyecto, pero hay que asumir que no todos los proyectos son un éxito, sobre todo si somos osados en su enfoque.

Para mi hay ciertas cosas fundamentales:

  • Transmitir a tus empleados que la culpa no es de ellos, salvo que sea cierto y además demostrable por supuesto, necesitaras que tengan confianza en el siguiente proyecto, no les dejes perderla ahora, si son culpables de algo o los cambia o les ayuda a corregir ese defecto, pero un empleado sin moral es peor que uno que ha sido ligeramente inepto al que podemos ayudar a mejorar.
  • Recordar que “La Tecnología” en general no es culpable de las mentiras “una tecnología” concreta, la venta online fue un fracaso en la mayoría de los casos, pero Internet es una herramienta fundamental para la empresa, hay que saber diferenciar.
  • Preguntarle a tu socio tecnologico o integrador que ha ocurrido, todos podemos equivocarnos, también los proveedores, el matiz para darle otra oportunidad es ver que si es consciente de que ha ocurrido, si te lo sabe explicar y si es sincero, si no cumple los tres puntos deshazte de ese socio, volverá a pasar.
  • El primer culpable es la dirección, siempre, para lo bueno y para lo malo, o no supo poner directrices, o no supo elegir a las personas adecuadas (o no estaban preparadas), o no definió el objetivo o no dió el apoyo debido, determine que caso ocurrió y corrijalo, esperar que las cosas sucedan de otro modo con las mismas premisas es un claro indicio de locura (aunque a veces pase así). Aprenda de lo ocurrido y mejore desde arriba su compañía.
  • Definir lo antes posible el siguiente proyecto, objetivo o necesidad, esperar a que se le pase la depresión no ayudará, defina el siguiente proyecto, si no es urgente y no lo necesita ahora espere un poco, pero no espere sin saber a que está esperando.

No se debe permitir que el coste del fracaso del proyecto se amplíe a futuras necesidades o paralice la compañia, mientras usted se lame las heridas de este fracaso el resto de sus competidos puede seguir progresando con aciertos.

Rentabilizando a Spotify

Justo después de críticar aquí a Spotify y preguntarme si es viable a cuento de la entrada que escribía Enrique Dans me puse a darle vueltas al tema, y sigo viendo muchas lagunas en su viabilidad pero al mismo tiempo creo que tienen muchas opciones de obtener beneficios que no están usando y es sorprendente que no lo hagan. Como ya dije aunque comienzan a generar beneficios creo que no aportan el suficiente valor y son potencialmente vulnerables. Para que no diga que criticar es más fácil que aportar voy a hacer un esfuerzo.

Para empezar, Spotify debe de comenzar a considerar a los artistas como clientes potenciales y no solo a los usuarios, y creo que no lo hace, y debe de dejar de ser una empresa que proporciona un aplicación a trabajar como una empresa de marketing y ventas.

Así que aprovechando que puedo decir lo que se me ocurra (aquí no me lee casi nadie) voy a pensar en voz alta:

  • Para empezar, no se comunican conmigo, entre realizar spam y no tener relación con tus clientes hay un largo trecho, Amazon me envía un correo de vez en cuando y eso que no soy un cliente asiduo, me recomienda libros a partir de mis búsquedas y de mis compras y siempre leo sus correos con mucha atención, los considero útiles y les dedico tiempo cuando lo tengo, no es como entrar a su web, puedo ir a una cosa concreta y no querer perder tiempo curioseando, de modo que el correo es beneficioso para los dos y no se reemplaza con mensajes en el portal cuando accedo a su web. ¿A qué espera Spotify para enviarme correos con sugerencias de gente que no conozco y me puede interesar? Por el amor de dios tienen mis listas y mi historial de reproducción, si no son capaces de hacerme sugerencias que me interesen a mi y a sus otros clientes (los músicos) es porque no lo intentan, no tienen ni que decidirlo, pueden usar los datos de otros usuarios, y no, hacerlo cuando voy a novedades o dejo la lista de reproducción vacia, eso no es lo mismo, deben ser más proactivos y venderlo como un servicio. Eso hará que sean más necesarios y útiles para las discográficas.
  • ¿Qué le pueden ofrecer a las discrograficas? Promocionar artistas, ¿y porque no me sugieren artistas en vez de hacer anuncios de auto-promoción molestos? Si de verdad creen que emitir el anuncio de autopromoción cien veces al día mejora mi interés en comprar se equivocan. Las discograficas se dejan de un tercio a la mitad del coste en promoción, Spotify puede hacer que su nuevo artista lo escuchen los potenciales consumidores elegidos a la carta en base a un perfil de uso. Es un marketing one-to-one de un potencial brutal con una información sobre el éxito tenido detallada (quién lo añade a su lista y quién no). Muchos sellos proporcionar los derechos de emisión a cambio de esta promoción a otras cadenas, eso bajarían sus costes a cero.
  • Un objetivo de venta de 119,8 € al año por cliente es lamentable, deben incrementar el consumo por cada cliente, son 320.000 suscriptores que tienen usuario y les han cedido sus datos de tarjeta de crédito para compra online, lo más díficil está conseguido, ahora solo tienen que ofrecerles algo más que comprar. Tienen los datos de contacto (correo electrónico), de ubicación por ciudad (por la dirección IP de conexión) y los gustos musicales, para mi Spotify es el sueño erótico de un promotor de conciertos y  si no es así es que a los promotores de conciertos el dinero les da lo mismo el dinero, y lo dudo.  Mi IP dice que vivo en Madrid y en mi lista de escucha está Jamie Cullum, hace quince días me deje más dinero en las entradas del que vale el abono anual, si a Spotify no le interesa parece que a Servicaixa si. Se podrían convertir en un canal de distribución imbatible y especializado, el usuario medio puede gastar 10 veces más dinero en conciertos que el coste del abono.
  • Deben ampliar al video, como demuestra Google a cada momento insertar publicidad así es mucho más fácil, menos intrusivo (bien hecho) y más eficaz, y Spotify goza de la inmensa ventaja de no tiene que pagar el ancho de banda de modo directo ya que se aprovecha de tecnología P2P y no escoje el catalogo de videos. Ahora intentan todo esto desde la aplicación, pero es que no no miro la aplicación el 90% del tiempo porque en cuanto escojo la lista la minimizo. Deben sostener mi atención porque a más atención más ingresos. Google lo entiende a la perfección, por eso continuamente amplia servicios para que no salga de sus páginas.
  • ¿Porque solo música? Con su tecnología pueden emitir cualquier material audiovisual, tienen una aplicación en un millón de PC solo en España además de iPhone, una plataforma de P2P y un gestor de contenidos, con un mercado cada vez mayor de series de TV hay una oportunidad para el que se decida a ofrecerlas por Internet.
  • Hacer a todo el mundo un poco más premium y no perderles cuando desconectan, yo como el 95% de los usuarios no pago la cuota, pero si dispusiera de una pequeña capacidad offline (vía PDA, iPod, iPhone, blackberry) prescindiría de mis reproductores Mp3. Si pudiera sincronizar una pequeña lista de 15 canciones para el camino al trabajo y de vuelta a casa estaría dos horas al día adicionales escuchando esas canciones y sus anuncios, disponer de 1.000.000 de usuarios solo en España dos horas al día más el tiempo que estén sincronizando desde la aplicación eligiendo las canciones.  Me parece que esa debe ser más que la audiencia total de Telemadrid al día por ejemplo. O visto de otro modo, ampliaría mi tiempo de escucha un 20%.

Todas estas opciones son una oportunidad para Spotify, pero también una amenaza, si llega otro competidor y las aprovecha pueden caer aún más rápido de lo que subieron, Yahoo y Altavista saben bien el resultado de no ver una oportunidad de mejorar sus productos…

¿Es viable Spotify?

Spotify es una de mis aplicaciones preferidas, la tengo instalada en todos los equipos que utilizo, incluso en los que uso en casa de amigos porque siempre te acaba siendo útil, ya sea para elegir la música de mi boda, para recordar una canción, confirmar si quieres ir a un concierto de alguien que no conoces o recomendar un artista, tal como comenta Enrique Dans parece que ya han conseguir ser rentables gracias a sus 320.000 suscriptores.

Pero ser rentable no impide ser sumamente vulnerable, y para mi este es el caso de Spotify como fue el caso de otras muchas empresas que en su día fueron punteras, exitosas pero sumamente vulnerables en Internet

Aplicando mis enseñanzas en el Instituto de Empresa podríamos aplicar el análisis de las fuerzas de Porter al caso de Spotify y analizar su capacidad de resolver futuros problemas.

Por el lado de los competidores (una nueva aplicación) puede parecer que Spotify tiene pocos problemas, su producto es realmente bueno y no es fácil mejorarlo técnicamente ni competir en precio contra algo que es posible tener gratuitamente. Los sustitutivos ya están en el mercado (youtube o un iPod con iTunes por ejemplo) y parece que su propuesta tiene ventajas e incluso han sido capaces de solventar el tema de la disponibilidad sin acceso a Internet continuamente. Los clientes (como yo) están felices del producto como demuestra que incluso están dispuestos a pagar cuando podrían no hacerlo.

Para mi el problema de Spotify es su vulnerabilidad a sus proveedores, primero, son pocos, unas pocas multinacionales como EMI, Sony o Warner tienen la gran mayoría de los derechos y que sigan cooperando con Spotify dependerá del valor que les aporte este. ¿Que aporta Spotify?

  • ¿Beneficio económico? Parece ya muy claro (como demuestran los famosos 113€ que ha cobrado Lady Gaga) que económicamente Spotify aporta poco o muy poco a sus proveedores, lo que hace que estos en cuanto Spotify gane más que ellos (que parece que ya ha llegado) se replanteen mucho su acuerdo.
  • ¿Promoción? La teoría de que Spotify puede servir como herramienta de promoción a mi no me parece en absoluto evidente. Es cierto que las cadenas de radio hacen algo muy parecido pero allí la promoción es bastante más eficaz, las discográficas llevan años diciendole a los 40 principales quién debe ser número 1, 2 o 3. Cuando una discográfica quiere promocionar un nuevo disco o artista le dice a las emisoras que la pongan hasta en la sopa y estas lo hacen, ¿hace Spotify esto? Depende del uso, la gente que conozco (yo mismo incluido) crea sus listas y no deja a la aplicación elegirle la música, tampoco ves la publicidad porque la tienes minimizada el 90% del tiempo, yo añado a mis listas lo que escucho en la radio por el camino al trabajo, la promoción no la hace Spotify la hace Europa FM. Si esto es lo que Spotify quiere aportar tendrá que encontrar un modo de hacerlo, pretender que es algo que deben aprender a hacer los dueños de los derechos es un error de planteamiento, si no funciona abandonaran el medio.
  • ¿Disminuir la piratería? Bueno, si, la disminuye, yo no me copio los MP3 que tengo en casa al portátil del trabajo, pero esto por si solo no es beneficio alguno, también la disminuiría dejar los MP3 por las discográficas en sus páginas web y evidentemente no lo van a hacer. Esto es un falso beneficio, disminuir la piratería no es un fin en si mismo para las discográficas es el medio para seguir vendiendo, pero por este camino tampoco están obteniendo beneficios mientras que con iTunes por ejemplo si lo obtienen aunque sea menor.

Spotify puede superar este problema si consigue ser un jugador imprescindible (como lo es Google por ejemplo para una página web) porque entonces las compañías tendrán que aguantarse las ganas de dejar de trabajar con él si de repente empieza a ganar dinero, pero no creo que Spotify llegue al punto de Google en usuarios y penetración en el mercado.

Si los beneficios de Spotify son bajos, posiblemente las discográficas no se molesten por ello y mantendrán el status quo actual, pero si comienza a ser tremendamente rentable y crece en usuarios puede canibalizar el resto del mercado (venta iTunes, radios, CD, etc..) entonces la compañías pueden decidir que les va mejor sin él, o reclamar que les reparta esos beneficios a ellos de modo mayoritario permitiendole solo cubrir costes y un pequeño beneficio. De modo que para mi paradojicamente Spotify solo es viable mientras no sea demasiado rentable, lo que no tiene demasiado sentido…

Los sindicatos también hablan de cambiar el coste del despido

La semana pasada, mientras yo escribía mi propia propuesta sobre el cambio del despido en el magnifico blog Nada es Gratis cuentan una propuesta del secretario general de CCOO Ignacio Fernández Toxo.

Su propuesta tiene ciertas similitudes (porque probablemente hayamos leído a gente parecida hablando de este tema, se ha escrito mucho y sé que lo mio es un plagio o variación de algo que leí pero no recuerdo donde) pero no veo claro que realmente reduzca el coste del despido y además lo de que el fondo-seguro se cobre siempre ya dije que para mi genera un claro falso incentivo de nuevo al mezclar seguridad laboral con pensiones.

De todos modos lo evidente es que casi todos sabemos que es preciso cambiar algo en el mercado laboral. A ver si después de todos lo saben los políticos y no tienen miedo de hacer lo que hay que hacer.

¿Convergen CRM y ERP?

El fabricante de BPM Pegasystems ha anunciado la compra del fabricante de CRM Chordiant y según el artículo de IDG lo hace porque “existe un emparejamiento natural entre BPM y CRM” y pone como contraejemplo que el proceso de finanzas es estático mientras la gestión del cliente es dinámica y aplica más un BPM a ese área.

La operación empresarial puede tener sentido como convergencia de clientes y puede que haya sinergías tecnológicas, pero no creo que la gestión del cliente tengan más en común que las finanzas con el BPM, la aprobación de inversiones o el modelo de financiación de una operación es un proceso para nada fijo, la validación de una oferta por el contrario si tienes una ISO 9000 es un proceso absolutamente determinado y estático. Todo depende del cliente y los procesos que quiera mejorar, no creo que un BPM sea la herramienta para una gestión de campañas de marketing.

Me parece una mala justificación (las notas de prensa son así) y además un mensaje tremendamente erróneo para el mundo BPM, espero que después de esto Pegasystems no pretenda venderle un BPM a un director financiero… Donde aplicamos una solución BPM depende del cliente, de su negocio y de que procesos tiene mejor o peor cubiertos, no de áreas funcionales concretas.

No es preciso justificar tanto una operación de crecimiento por absorción, a veces son simplemente estrategías comerciales.

Una propuesta para mejorar el modelo del coste del despido actual

Se habla mucho últimamente sobre el coste de despido (los famosos 45 días por año trabajado) y su impacto en la empresa.

Estoy de acuerdo en que un coste de despido menor es mejor para la empresa, y también es bueno un coste salarial menor, y unos impuestos menores, todo lo que sea reducir coste es evidentemente mejor, no entiendo que haya quien pretenda ser encumbrado a premio nobel para saber algo así.

Pero no quiero dirigir por ese lado mi comentario, sino que pretendo analizarlo desde el lado del empleado. ¿Es mejorable para el empleado el modelo actual? ¿Tiene perjuicios nuestro actual sistema para el empleado? Para mi la respuesta es afirmativa en ambos casos

Los perjuicios del modelo actual

La elevada indemnización por despido supone de hecho un incentivo a no cambiar de trabajo en cuanto tu antigüedad es mayor de tres años estás asumiendo que en caso de ir mal las cosas pierdes 135 días adicionales de pago por despido en caso de que las cosas vayan mal.

¿Cuales son las consecuencias de ese falso incentivo?

1. El empleado fiel pierde salario, ya que el empresario conoce este incentivo y por lo tanto sabe que puede recortar las subidas salariales siguientes a dicho empleado, el conocido efecto “negocia al principio que luego todo se acaba” que mucha gente comenta de sus compañías.

2. “La seta enfadada”. Si te encuentras a disgusto en tu actual compañía solo estás dispuesto a cambiarte a otra si te compensa el riesgo del cambio con una mejora salarial, esto es solo es posible si tu carrera va hacia arriba (progresas) ya que si tu valía profesional o el tipo de trabajo que desempeñas no evoluciona es difícil que otra empresa te ofrezca el 20% más que exiges para cambiarte.

3. “El cambio poco afortunado”, ¿quien no conoce alguien que tras años en una compañía no recibe un “canto de sirena” de otra empresa que al llegar allí resulta que era un castillo de naipes? Intentos de crecimiento, planes de expansión que no se sustentan en la realidad, el empleado que afronta el reto se ve doblemente perjudicado, se queda sin empleo y sin indemnización, el resultado es que captar empleados cualificados con antigüedad es casi imposible.

4. “El sufriente”, nuestro amigo no es despedido, pero sin embargo su empresa quiere que se vaya (por motivos indefinidos o simple falta de sintonia con su nuevo jefe), pero como despedirle es caro y puede que su supervisor no tenga capacidad para ordenar ese gasto lo que hace es el bien conocido mobbing.

5. “El hábil caradura” si tienes una oferta de trabajo en otro sitio… ¿y si consigues que te despidan antes y cobras tu indemnización antes de salir? Conviertes un derecho del trabajador en un beneficio personal, la empresa en realidad no te quiere despedir pero en ciertos puestos es sencillo provocarlo si tienes tiempo para ello.

Evidentemente, como trabajadores ni queremos ni deberíamos renunciar a un derecho como es la actual indemnización, pero ¿y si hubiera mejores vías de indemnización?

¿Qué hay que mejorar?

Evidentemente todos debemos salir ganando, empresa y empleado o el juego de negociación será inviable.

  • Menor coste de despido inmediato para el empresario.
  • Disminuir el salto entre ser fiel diez años y cambiar cada tres años de puesto de trabajo en búsqueda de las mejores condiciones para el trabajador.
  • Eliminar el coste oculto al sistema de nuestro querido “hábil caradura”.
  • Disminuir el trauma del caso de Peter o el cambio poco afortunado, una mala decisión no puede ser tan drástica.
  • Evitar que nuestro amigo “seta” conviva toda su vida en un trabajo que detesta donde realiza un pésimo desempeño.

¿Cuál sería mi propuesta?

No pretendo dar una solución definitiva aquí, pero a mi este modelo me suena mejor.

  • Un coste directo del despido de 20 días por año para el empresario. El objetivo es evitar que despedir pase a ser tan barato que se haga en casos donde puede no ser necesario para ahorrarse tres nominas en un periodo valle por ejemplo.
  • No pagar al despedido su indemnización de modo directo, ésta pasa al estado.
  • A cambio del punto anterior, el estado complementa el paro correspondiente al despedido (también en los casos donde por un cambio laboral la antigüedad es baja) hasta el 90% de su bruto previo (no hay perdida salarial inicial) durante tres meses bajando cada trimestre un 10% (para incentivar al empleado a buscar un nuevo puesto) hasta que se acabe la indemnización total y ya pasaría a cobrarse el paro correspondiente o pudiendo prolongarse el periodo de cobro por encima de dos años sin coste para el estado.
  • La diferencia entre los 20 días y los 45 teóricos máximos, es decir 25 días por año (con el punto anterior difícilmente se cobrara nunca la indemnización entera en más de un 20% de los casos) se sufragaría con un impuesto adicional sobre los beneficios de las empresas proporcional al número de despidos que sería estimado por el estado y las empresas por ciclos de cinco años revisables. De este modo las empresas asumen un mayor pago cuando están en beneficios y no durante las crisis como pasa ahora y al mismo tiempo se benefician de un menor montante total del sistema. Para que este impuesto no fuera mal visto, las empresas pueden mantenerse en el modelo actual si lo desean (yo despido a poca gente y no quiero pagar los despidos de otros) o cambiar a este modelo cuando quieran.

¿Tiene perjucio el modelo para el empleado? SI, lo tiene, no cobrará nunca las indemnizaciones actuales en la práctica, pero a cambio tienes un mejor sistema de protección y no tienes que mantenerte en tu compañía años y años a disgusto para no correr riesgos.

Es cierto que hay lagunas económicas, el incremento de la prestación de aquellos que cobran por encima  de su despido del estado debe equilibrarse con lo no cobrado de aquellos a los que les correspondían 45 días que no han llegado a cobrar, aún así el total puede equilibrarse o en el peor de los casos reducir la prestación cobrada hasta equilibrarlo.

Por cierto, lo de que ese “fondo de reserva” de cada empleado se cobre al final de la vida laboral como pensión es otro falso incentivo, me anima a no cambiar de trabajo y no ser despedido y cobrarlo integro. El seguro por desempleo no es un fondo de pensiones y no disminuiría el coste total del despido.

Admito improperios e insultos, este es un tema terriblemente delicado… 🙂

Como fijar los objetivos comerciales

Estamos en época de fijar objetivos comerciales, así que voy a correr un riesgo personal y hablar de ello aunque pueda ser que esto lo lea quien me los pone y se lo tome como reproche…

Los incentivos por objetivos son un arma de doble filo, pueden incentivar al personal o desmotivarlo (como bien cuenta aquí el diario de un director de sistemas con algunas reflexiones al tema). Si los objetivos son fáciles dejas de trabajar en Septiembre una vez los tienes, si son imposibles dejas de trabajar en Junio cuando sabes que ya no llegas, si son equivocados y no revierten directamente en los resultados de la empresa te dedicas a trabajar en lo que no es importante y al final fracasas.

En mi opinión los objetivos deben poder reflejar si tu trabajo ha sido adecuado, independientemente del éxito económico, (¿alguien niega que Twitter es un éxito sin ingresar dinero?) pero eso no suele pasar en mi sector (“Show me the money” es la frase más adecuada) aunque se intenta valorar abrir nuevos clientes, nuevos mercados, etc. Al final lo que prima es el ingreso económico que generas para la compañía.

Como solución de compromiso yo siempre propongo algo parecido a esto:

  • Una parte de tus objetivos debe depende del éxito económico de tu empresa/división/unidad porque sin ingresos no es fácil seguir progresando, el porcentaje depende, si la empresa/unidad depende poco de ti en concreto un 10%-20% pero si es importante tu contribución personal y que estés pendiente de ello un 30% es lo razonable.
  • Otra parte es (si estás en funciones comerciales) el volumen de negocio generado, para mi importa más el volumen de pedidos que de producido pero lo último es una tendencia en las empresas, en realidad, si ya tengo el pedido como comercial ya he hecho casi todo el trabajo, no tiene sentido que lo cobre en cinco años (jamás cobre un euro del mayor contrato que firme como comercial porque era a cinco años y lo firme en diciembre saliendo de mi empresa diez meses después).
  • Como tercer gran bloque yo creo que toda empresa debe mirar el medio/largo plazo de algún modo, nuevos clientes, nuevos productos, nuevas líneas de trabajo, donde la empresa puede volcarse en el futuro para compensar lo que se pierda hoy.
  • Hay intangibles que nunca he visto reflejados del modo adecuado, el trabajo en equipo es uno de ellos (tal vez en Morse nuestro director comercial estuvo lo más cerca que yo he visto de ello) y el otro es la satisfacción del cliente (¿encuestas? por favor, seamos serios, ¿a qué inútil le ha salido mal la encuesta de clientes eligiendo a quien preguntan?)

Si eres director comercial, desde luego, este es un tema crucial, probablemente la decisión más pequeña con el mayor impacto en el año en curso, lo más importante de todos modos es ¿compartes con tu equipo el modelo de objetivos? y sobre todo ¿os lo creéis?

Mis objetivos para este año son difíciles, y en crecimiento como es natural después del 2009 que fue un año de crisis y congelación, deseadme suerte o si lo preferís ayudadme… 🙂

Y tú ¿Como crees que están fijados tus propios objetivos?