Cuando fracasa un proyecto de TI

Tengo una mala noticia, los proyectos de TI fracasan, a veces, más de las que queremos reconocer y muchas más de las justificables.

Hoy no quiero hablar de los motivos de estos fracasos, aunque es un análisis muy interesante es demasiado dependiente de cada caso y cuando se generaliza se acaba diciendo “objetivos poco definidos”,  “poco apoyo de la dirección” o “falta de madurez de la tecnología”, que es un modo de decir que podremos repetir el intento definiendo los objetivos, obteniendo apoyo o mejorando la tecnología… son tonterías cuando se hacen esas cosas por segunda vez el proyecto YA ha fracasado, el nuevo irá bien o mal pero no borra el fracaso.

Fracasar no es cuando el proyecto es duro, dificil o con un coste superior al previsto en tiempo y recursos, al menos no necesariamente, he visto proyectos retrasados en su arranque meses, cuyo coste se ha incrementado que aún así han sido éxitos para la empresa una vez que finalizan. Fracasar de verdad es cuando lo abandonas, es ese proyecto de CRM que reconoces que jamás ha sido utilizado por los comerciales, ese proyecto de business inteligence que nunca dió una información valiosa, esa web de venta online que jamás tuvo pedidos o ese proyecto de ERP que descubres que no ha mejorado en absolutamente nada la gestión.

¿Qué hacer cuando fracasa un proyecto?

La primera tentación es mandar todo el enfoque completo (tecnología, fin, integrador e incluso empleados) al garete, a veces esto es justificado reconozcamoslo, pero no siempre 🙂

A veces el cine es una buena ayuda…. (ir al minuto 1 con 28 seg)

Alfred Pennyworth: Why do we fall, sir? So that we might learn to pick ourselves up.

No digo que se deba repetir el proyecto, pero hay que asumir que no todos los proyectos son un éxito, sobre todo si somos osados en su enfoque.

Para mi hay ciertas cosas fundamentales:

  • Transmitir a tus empleados que la culpa no es de ellos, salvo que sea cierto y además demostrable por supuesto, necesitaras que tengan confianza en el siguiente proyecto, no les dejes perderla ahora, si son culpables de algo o los cambia o les ayuda a corregir ese defecto, pero un empleado sin moral es peor que uno que ha sido ligeramente inepto al que podemos ayudar a mejorar.
  • Recordar que “La Tecnología” en general no es culpable de las mentiras “una tecnología” concreta, la venta online fue un fracaso en la mayoría de los casos, pero Internet es una herramienta fundamental para la empresa, hay que saber diferenciar.
  • Preguntarle a tu socio tecnologico o integrador que ha ocurrido, todos podemos equivocarnos, también los proveedores, el matiz para darle otra oportunidad es ver que si es consciente de que ha ocurrido, si te lo sabe explicar y si es sincero, si no cumple los tres puntos deshazte de ese socio, volverá a pasar.
  • El primer culpable es la dirección, siempre, para lo bueno y para lo malo, o no supo poner directrices, o no supo elegir a las personas adecuadas (o no estaban preparadas), o no definió el objetivo o no dió el apoyo debido, determine que caso ocurrió y corrijalo, esperar que las cosas sucedan de otro modo con las mismas premisas es un claro indicio de locura (aunque a veces pase así). Aprenda de lo ocurrido y mejore desde arriba su compañía.
  • Definir lo antes posible el siguiente proyecto, objetivo o necesidad, esperar a que se le pase la depresión no ayudará, defina el siguiente proyecto, si no es urgente y no lo necesita ahora espere un poco, pero no espere sin saber a que está esperando.

No se debe permitir que el coste del fracaso del proyecto se amplíe a futuras necesidades o paralice la compañia, mientras usted se lame las heridas de este fracaso el resto de sus competidos puede seguir progresando con aciertos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: