No es tanta la distancia Tecnología-Política

Se acusa mucho a los políticos de “analfabetismo tecnológico”, en este post de Enrique Dans por ejemplo donde afirma “La distancia entre una clase política anquilosada y un panorama tecnológico que se mueve cada día más rápido se incrementa día a día, cuando debería ser justamente al revés. Está claro: estamos gobernados por auténticos desfasados en lo que el ámbito de la tecnología se refiere.”

No esta el patio para defender a la clase política, y menos a la europea desde luego, pero no es la aplicación de la tecnología el ejemplo adecuado para quejarse de ello.

A los políticos les gusta más la tecnología y presumir de dospuntocerismo que a un tonto un caramelo, los ayuntamientos invierten mucho dinero en proyectos de web, blogs, twitter y similares, porque lo equiparan a un medio de comunicación y ya sabemos lo que le gusta a un político tener un medio de comunicación, sobre todo si no lo paga él.

Los ayuntamientos invierten más en Internet y tecnología que las empresas de similar facturación en España, y lo hacen peor porque constantemente repiten proyectos de un ayuntamiento o CCAA a la otra. Una cosa es cierta, lo invierten muy muy mal en muchas ocasiones porque los proyectos los empujan los políticos (“quiero que todos los trámites se hagan online en doce meses” es una frase atribuida a un ministro y un presidente autonómico de dos partidos diferentes) y no los promueven los técnicos basados en conceptos como ROI o mejora de calidad. Se aplica tecnología por aplicar tecnología.

¿Y el uso de dispositivos?

Los parlamentarios tienen iPhone, iPad, Wifi, 3G, costosos equipamientos de salas y terminales, y mucho antes y mucho más que en la empresa privada. En el caso que Enrique Dans usa de ejemplo el parlamentario sube con su iPad al estrado, no veo en la junta del Santander o del BBVA a su CEO o su junta directiva ir con un iPad y son empresas ejemplares en la aplicación de tecnología de modo rentable y competitivo (por eso no se gastan el dinero en comprarse el último juguete de consumo).

Hay un tema que si es cierto, los políticos legislan sobre la tecnología mal, pero no es por desconocimiento sino por presiones de los lobbies empresariales o intereses electorales, ocurre con la tecnología, ocurre con la energía, ocurre con el transporte.

Personalmente, preferiría que los políticos no se dediquen a gastar dinero en tecnología para probar juguetes, para apuntarse el tanto de ser la administración más “moderna” o para tener el premio al más dos punto cerista. Y menos con la que está cayendo.

Sobre el caso de Getafe y su “liderazgo” en comunicación online, intenten saber cuando van a cortar una calle por un evento, dónde hay obras o solicitar la recogida de un mueble. Se lo digo yo, no funciona, no se en que gastan ese dinero, pero en eso les juro que no. Y en eso estaría justificado.

Anuncios

Una respuesta

  1. Menos web 2.0 y más gestionar en condiciones.

    Los políticos se apuntan a todas para ganar popularidad, pero lo peor es que lo hacen a costa de nuestro dinero, y pensando en promocionarse y no en hacer las cosas mejor.

    Todos tienen un blog, muchos se montan un twitter, pero luego ni siquiera se ocupan de ello. En realidad muchos han tirado de contratar más cargos de confianza para que se ocupen de esas cosas, por lo que terminamos teniendo un tío que cobra 60.000€ al año para actualizar cuatro chorradas.

    Luego pasa lo que pasa, que les pillan manipulando la Wikipedia, insultando a la oposición desde las redes sociales o censurando preguntas que no quieren ver en sus blogs porque enseñan sus ‘vergüenzas’.

    En Leganés se han apropiado del término ‘Ciudad Digital’, porque hace años montaron las web pagando un dineral a Soluziona por un CMS que se ha quedado obsoleto. Tenemos una web horrible en diseño y en usabilidad, pese al dineral que se dejan cada año en Informática.
    Y como bien dices, intentar enterarte de algo a través de la web http://www.leganes.org es una odisea.

    Así que mira, mientras trabajen así mejor que se queden en el mundo analógico.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: