Se prohibe innovar si contradice el Dogma de Fe

Siguiendo con lo que comenté aquíInternet Image continua la discusión sobre las intenciones de Google y Verizon, y la discusión está siendo abiertamente hostil a las intenciones de Google.

Yo estoy a favor de la neutralidad de la red,  ha sido y es un valor positivo para la innovación y los nuevos jugadores, permite que los costes de entrada sean menores y que las pequeñas compañías triunfen sobre las grandes (por ejemplo Tuenti contra Telefónica, que ha terminado comprándola porque no podía ganar). Pero es algo que solo creemos, que ha sido verdad pero no tiene porque ser algo cierto para siempre.

Esta frase delata como se esta tomando mucha gente este tema:

La neutralidad de la red en Google no era simplemente una postura, sino algo próximo a la religión, algo imbricado en el ADN de muchos de los trabajadores de la compañía.

Estamos con la misma actitud con la que la iglesia prohíbe la investigación de células madre, es un dogma y no se admite ni experimentar ni hablar de ello. Los dogmas tienen sentido, no comer cerdo en el desierto de Arabia en el siglo VIII era una estupenda idea, prohibirlo hoy es un dogma trasnochado.

La neutralidad no tiene que ser “pura”, con accesos móviles de varios Megabytes podemos fraccionar el ancho de banda, una parte del ancho de banda puede ser “neutral” y otra parte (el 50%) reservarse para uso de servicios de valor añadido seleccionados por la operadora y para los que se precisa de cierta infraestructura común entre operadora y proveedor del servicio. ¿Esto impide competir? No necesariamente, crea una nueva categoria de servicios que hoy no se pueden prestar en buenas condiciones.

Hoy ya existen servicios sin neutralidad de red, Imagenio por ejemplo reserva la mitad del ancho de banda de tu ADSL para que Telefónica te de un servicio decente de TV por IP, ¿se terminó el mundo, internet o la TV por IP? No, ni mucho menos, pero es que ese servicio solo se puede dar con calidad de ese modo, ver TV por internet con descargas desde China es un suplicio a calidad infame.

El mundo de las aplicaciones móviles necesita de innovar, no cerremos las opciones antes de ver a donde nos puede llevar romper el dogma. Google solo pretende avanzar en las posibilidades en el caso concreto de la red móvil, si lo que proponga no nos gusta solo tenemos que escoger operadores que garanticen la neutralidad de la red. Dejemos un margen a las ideas antes de negarnos a lo que nos proponen.

Donde creo que si hay un límite importante es en el core de la red, una cosa es gestionar el acceso en el último salto de red en la capa móvil pero los servicios internos si deben mantener la neutralidad de las comunicaciones.

Enlaces:

  • “Google – Verizon: con disculpas todavía peor” por E. Dans.
  • Google se defiende en El País
  • Editorial de El País sobre el tema donde defiende la neutralidad
  • Un análisis algo más comedido de futureoftheinternet.org
  • Y aquí Galli denuncia que a Google se le ataca mucho pero Apple es mucho más peligrosa hoy para la neutralidad de la red.
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: