El Cloud Computing nace herido de muerte

Ya comenté que el pasado fin de semana estuvimos conversando sobre cloud computing en la terraza de un bar (la tecnología posee nuestras vidas). La conversación nació sobre una duda de una amiga abogada sobre las implicaciones legales del Cloud, bien, no pudo ser más oportuno porque este otro artículo le va a encantar.

Microsoft admite que la legislación americana, concretamente la “Patriot Act” permite al gobierno de EEUU acceder a todos los datos almacenados en territorio americano, sabiendo además como las gasta el gobierno de EEUU cuando quiere posiblemente simplemente con que los datos estén bajo control de una empresa americana aunque residan en otro país tengan capacidad para reclamarlos, ya vimos que VISA y MASTERCARD en el caso de Wikileaks prefirieron curarse en salud.

Si el gobierno americano solicita a una empresa acceso a los datos de una empresa española en base a la “Patriot Act”, ¿creen que Google, Amazon o Microsoft resistirán bravamente si los servidores están en Irlanda por ejemplo o los entregaran para quitarse de problemas? La respuesta es obvia, se cubrirán ante las demandas de sus clientes pero entregarán los datos.

No es una situación “probable”, dudo que el gobierno de EEUU solicite acceso a mis datos o los de mi empresa en base a esa ley (aunque encontrar excusas es posible buscando entre tus clientes sabe dios que puede aparecer), tampoco creo que sea preocupante, no quiero que un funcionario de EEUU fisgue entre mis correos, pero si lo hace no me va a pasar nada del otro mundo. No tengo una vida oculta tan interesante.

Pero evidentemente esto es un problema mortal para el “Cloud”, si una empresa no puede garantizar a sus clientes, accionistas o empleados la seguridad de la información cuando utiliza servicios “Cloud” las resistencias internas a usarlo serán elevadas, habiendo opciones que no tienen ese riesgo, ¿justifican los beneficios en costes o servicio asumirlo? No, la verdad es que no.

Evidentemente la legislación siempre está ahí, pero esta situación crea inseguridad jurídica, ya no estas controlado por la legislación de tu país, también por la de EEUU si usas el Cloud de Microsoft, por la de Canadá si usas Blackberry, o por la de cualquier país intermedio por el que transiten o se almacenen aunque sea temporalmente los datos. Creo que algunos países árabes lograron acceso a los datos de Blackberry de los usuarios locales, eso ya era grave, pero al menos tenías que ir allí físicamente, ahora basta conque el sistema Cloud de tu proveedor utilice un servidor en Corea por temas de rendimiento para que el gobierno Coreano tenga acceso a tus datos, inasumible.

Puede que Internet como terreno libre de legislación sea un problema o deba ser controlada, pero al mismo tiempo puede que esto mate algunas ideas.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: