A la cola en comercio electrónico

Comercio ElectronicoEs interesante el análisis de las causas del menor uso del comercio electrónico en España, estoy de acuerdo en que las distribuidoras están repitiendo el error de editores y prensa, no quiero potenciar el mercado online porque canibalizo mi propio mercado, no tengo tan claro que el problema sea la última milla.

Esta presentación actualiza los datos a 2011, que son notablemente más bajos que en otros países.

En ocasiones se achaca esta reducción del uso de compra por internet al menor desarrollo en España de las nuevas tecnologías, no estoy de acuerdo en eso, porque en otros usos como twitter, facebook o móviles tenemos una tasa de uso muy elevada. Descartemos pues el creernos menos que los demás.

No creo que el problema sea la cadena logística, aunque si la dependencia de las redes logísticas más potentes de empresas con presencia “real” que no ven claro el salto a internet para proteger sus mercados. Pero mi impresión es que estamos dejando algunos factores de lado.

1) En España salir de compras “es divertido”, tenemos un tiempo espléndido para ello ocho o diez meses al año, no me sorprende que en Reino Unido la tasa de compras sea del 66%, yo he pensado quedarme en casa estando en el Reino Unido incluso de turismo. En España salir de compras es un acto social, te vas en pareja o con amigos/as, paseas, tomas algo. Eso es una reducción evidente, no tenemos “necesidad” porque ir de compras es una opción.

2) Comprar alimentos perecederos en España con envío logísitico es complicado, si te envían dos kilos de naranjas, tomates y pimientos por correo en Noruega puedes dejarlos ocho horas en el almacén para recogerlos y confiar en la conservación en el transporte porque en un camión sencillo se conservan bien. En España durante seis meses al año, el transporte debe ser refrigerado y la entrega inmediata. Lo demuestra que si hay mercado de congelados pero no de fresco por internet.

3) Hay una brutal red de tiendas de proximidad, podemos decir que es una red de distribución ineficiente, pero en mi barrio hay donde comprar siete días por semana más de 14 horas al día entre todos los horarios y no tengo tiendas 24h. En Noruega o en un barrio de Londres a las 7pm en verano está todo cerrado (entre otras cosas porque no hay ni dios por la calle, ver punto 1).

4) Legislación incompleta. Las estafas son habituales, tanto en compra como para los vendedores (un cliente mío quebró por una estafa continuada de pagos con VISA falsos). Pero la sensación de indefensión es absoluta. No se si en otros países es igual, a mi desde luego me retiene.

No pretendo decir que el comercio electrónico en España no vaya a tener éxito, pero desde luego creo que estos factores (sobre todo del 1 al 3) son una razonable explicación. Y no creo que la entrega sea el problema, no tengo la sensación de que Amazon o ebay entreguen mejor en Reino Unido que en España.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: