ERP “Download and Install”

En un foro de LinkedIn alguien ha preguntado por una recomendación de un ERP para “download and Install”, así, sacarlo de la caja y listo. No lo pedía para contabilidad (después de todo el famoso Contaplus era eso) sino para el proceso completo de fabricación discreta, compras, venta, MRP y por supuesto contabilidad.

Y no era una micropyme buscando una chapuza, el que preguntaba estaba dispuesto a un presupuesto de 50.000 $ que ya empieza a ser un gasto en TI para 5 usuarios considerable.

La mayoría de los que hemos contestado le hemos explicado que “descargar y dar al botón aceptar N veces” era un poco exageradamente díficil. Que debería recurrir a sistemas más o menos parametizables y a servicios de algún proveedor de tecnlogía. Esto no es sorprendente, es lo que habitualmente el mercado proporciona, con servicios de unas pocas semanas o de años.

Lo que me ha sorprendido es que alguien ha afirmado que es posible, y ha dado dos recomendaciones. Desde luego es posible que haya productos tan dirigidos a un caso concreto que pueden ser de muy sencilla implantación, pero desde luego dudo que se lo pueda configurar con facilidad un cliente por si solo.

Algunos ejemplos de problemas al respecto:

  • Regulación de impuestos, ¿en que país fabrica?, ¿importa materiales? ¿a qué países vende? ¿en cuantos países tiene actividad? Un tema tan complejo como la fiscalidad no es evidente, podemos obviarlo si la empresa compra todo en un solo país y vende en ese mismo seleccionando el país de uso, pero es una restricción considerable. Si la casuística es compleja, el cliente no solo necesita conocer el software sino además necesita saber bastante de fiscalidad como para llamarle “out-of-the-box”.
  • Contabilidad de costes, admito que la contabilidad financiera se la podemos dar “preconfigurada” a una Pyme, pero en cualquier caso las empresas deben diseñar su contabilidad de costes, y si alguien quiere un ERP en gran parte es para precisamente esto.
  • Carga de datos iniciales, saldos, clientes, stocks, materia en curso, proveedores, pedidos en curso, activos. Desde luego le puedes dar a un cliente una herramienta de carga, pero hacerle aprender con ensayo y error sin asistencia no es un favor precisamente.
  • Esquema de precios, ¿cómo vende su empresa?, ¿cómo se fijan precios y márgenes?, ¿le vende a todo el mundo en las mismas condiciones? Desde luego, puede definir el precio manualmente en cada pedido, pero llamarle a ese modelo de uso “ERP” es exagerado en mi opinión. Configurar un esquema de precios por sencillo que lo quieras hacer sin ayuda ni formación es infernal.
  • Proceso de fabricación, ¿cuantos pasos tiene su proceso? ¿cuanto material “intermedio”? ¿los consumos son fijos por lote o por cantidad terminada? Hay infinitas combinaciones de proceso productivo, suficientes como para que no se puedan configurar todas por modelos por defecto (además de la dificultad de elegir entre 1.000 opciones la correcta). Pretender que el proceso de fabricación y el MRP de cualquier compañía viene configurado en un software es un engaño.

Desde luego es posible diseñar un ERP con estas funciones orientado a un tipo de compañía concreto que requiera de pocos servicios de puesta en marcha, se puedan hacer en remoto o con asistencia. Pero pretender que un cliente disponga del personal cualificado para realizar un proyecto de puesta en marcha de un ERP o que lo haga sin tenerlo es un pésimo consejo.

A los usuarios de una compañía les cuesta configurar Outlook con un manual con pantallas detalladas, ¿en serio alguien pretende que se configuren un ERP completo con un libro de uso?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: