Microsoft y BPM: ¿Retirada?

Todos esperábamos que Microsoft entrase en el mercado BPM tarde o temprano, de hecho, posiblemente empezó a moverse hacia el BPM antes que otros competidores clásicos (SAP, Oracle) pero sus esfuerzos iniciales derivaron hacia Bizztalk y perdió algo de impulso, lo que es extraño porque Outlook podría considerarse un personal-BPM razonable.

No soy el único que se extraña de que Microsoft no desembarque, este artículo de Adam Deane es similar.

Hace un par de años que Microsoft pareció hacer un movimiento combinando Visio como modelador con Sharepoint funcionando como servidor y Outlook como cliente, incluso este documento de ¡2007! es un claro intento de posicionarse. Hace nada menos que cuatro años.

¿Por qué Microsoft no ha dado un paso adelante y ha denominado un producto como Microsoft BPM? Actualmente BPM es un “trending topic” y los demás fabricantes están posicionados al menos (IBM, SAP y Oracle han hecho grandes inversiones, además de los fabricantes de nicho) de modo que despreciar el mercado BPM no debería ser el motivo (salvo que solo Microsoft sepa algo que desconocemos).

Microsoft puede estar pagando el centrarse más en otras ramas de productos (móviles, desktop, Xbox, Bing, Office o Windows) que tienen más que ver con el consumo, de hecho también Microsoft Dynamics está siendo “abandonado” de las prioridades. Mi opinión hace tiempo que es que Microsoft debería “segregar” de algún modo la división de soluciones corporativas si no quiere ser expulsada del mercado. No te puedes pelear en los mercados de Apple, IBM y Google a la vez, es demasiado para la cabeza de cualquier CEO.

Los movimientos de Microsoft en móviles están siendo bastante positivos (en contra de mis predicciones) y Windows Phone parece un acierto, tal vez el mercado BPM y las soluciones ERP/CRM sean una víctima de las prioridades de Microsoft a corto plazo.

La lástima para las compañías es que realmente un buen producto BPM de Microsoft sería de gran ayuda (hay soluciones del “mundo Microsoft” muy positivas pero no son del mismo fabricante) porque muchas empresas dependen de sus productos de desarrollo, tal vez no haya querido pisarle el terreno a sus partners (OpenText, Ultimus) pero a IBM u Oracle eso no les ha detenido en absoluto.

El riesgo para Microsoft está en las consecuencias, las aplicaciones basadas en BPM tienden a gestionar los documentos y las tareas internamente, y al final poco a poco (con ayuda de los dispositivos móviles y tablet) podrían reducir la relevancia de Outlook y Office (que son las dos “barreas defensivas” de Windows para el cambio de los usuarios. Si una corporación traspasa a sistemas BPM todas las actividades los usuarios dejarán de recibir correos electrónicos para utilizar un “portal” de tareas pendientes donde los documentos viajen como anexos, ¿Qué problema hay entonces para abandonar el notable coste de Office y Outlook (Exchange)?

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: