Realmente no debería ser complicado

Me parece mal hacer copy&paste de artículos completos, pero ESTE ARTÍCULO de Luis Garicano que reproduzco integro al final merece aparecer todas las veces posibles. Este no es un blog de economía (ni lo pretende) y aunque me gusta la política tampoco pertenece a esa temática, pero la depresión donde está instalada la economía española ha superado estos temas incrustándose en el día a día empresarial, no hay cliente que me reciba y no saque directamente el tema y todo proyecto está condicionado por esta situación.

¿Estamos realmente en una situación sin salida? No, estamos en una situación que exige tomar medidas dolorosas, abandono de “privilegios” y enfadar electorados, grupos benefiados por situaciones y de generar profundos cambios estructurales. ¿Cómo? Señores y señoras, evidentemente no pretendo decir que hay una sola solución pero es evidente que un amplio grupo de economistas y la propia UE nos indica una serie de medidas concretas. Podemos seguir diciendo que la UE nos impone malvadas medidas porque esos seres del Norte odian a los pobladores del sur, pero esas cosas pasan en otras realidades.

¿Lee la Comisión Europea NadaEsGratis? Critica la Comisión en su informe sobre España al Gobierno de Rajoy por reintroducir la deducción de vivienda y por incrementar el IRPF (como hicieron Ignacio Conde y Juan Rubio aquí), recomienda subir el IVA y los impuestos especiales (como Boldrin, Conde y Rubio, aquí), a cambio de reducción de las cuotas de seguridad social (la devaluación interna que ha expicado Pol Antras aquí), adelantar y profundizar la reforma de las pensiones (como defienden Ignacio Conde y Sergi Jiménez aquí), critica el que la reforma laboral no reduzca la diferencia entre enorme entre costes de contratos fijos y temporales (como nosotros en incontables posts, especialmente referido a la reforma reciente Samuel Bentolila, Floren Felgueroso y Marcel Jansen aquí), y critica el trato de las políticas activas y en particular para los parados de larga duración (como hizo Samuel muy bien aquí); en cuanto a la Ley de Estabilidad presupuestaria, critica que no tenga un órgano independiente que verifique cuentas e incremente transparencia (como hizo Jesús aquí).

¿Será porque nos leen? Me temo que no, que es simplemente es porque es de libro, de manual de economía para cualquiera que entienda la economía española. Contrariamente a lo que dice la retórica oficial, lo que nos imponen en Bruselas es lo que nosotros, si tuviéramos un poquito de sentido, haríamos de todos modos.

Las negritas, color rojo y subrayado del final es mío. Empiezo a estar de acuerdo con ciertas afirmaciones.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: