El problema de la (in)seguridad de los datos en un mundo portátil

Gracias a la posible trascendencia de la pérdida de un disco en la audiencia nacional estamos siendo un poco más conscientes del problema de la seguridad de datos hoy en día.

Impedir que los empleados usen dispositivos externos o herramientas como Dropbox o Google Drive es hoy en día casi imposible. La información (en ocasiones confidencial y de clientes) ya no está controlada, sino en manos de usuarios inexpertos, descuidados, malintencionados o todo ello unido.

Hay muchas soluciones tecnológicas en el mercado para impedir estos problemas, pero chocan continuamente con las imposiciones “sociales” de los empleados, en un mundo donde los usuarios tienen la posibilidad de mover sus datos personales con toda comodidad impedirle manejar del mismo modo la información confidencial es una tarea imposible.

A pesar de que los departamentos de seguridad lo intenten, parece que han perdido la guerra contra los usuarios. Todo tiempo pasado donde el departamento de IT tenía el control y los equipos profesionales iban por delante de la tecnología de los usuarios ha sido mejor para ello. Impedir que una persona que ve que sus fotos del iPhone se replican en su casa en todos los dispositivos de un modo natural no pueda acceder a sus archivos desde fuera de la oficina es tarea imposible.

Incluso conozco casos de directivos que exigen que les desactiven los sistemas antivirus para poder usar los portátiles cómodamente en sus casas, comprometiendo la seguridad de la red corporativa.

Tal vez la única solución es que los departamentos de IT accedan a hacerse cargo de los sistemas personales de los empleados para extender hasta allí la seguridad sea la única solución.

Mientras, disfrutemos del mundo de la seguridad aparente. No piensen en ello. Podrían tener dificultades para conciliar el sueño.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: