Caminos para salir de la crisis

Dadas las turbulencias que existen hoy en España y la UE creo que es apropiado indicar que hay siempre caminos para salir de la crisis si crees en la inicitiva individual y asumes riesgos.

Ay Dionisio. -Pues total lo del banco sin un mal tiro
mucho vicio. -Trincar el pastón y pegarse el piro.
La de noches que he dedicado yo a planear
un golpe como el que diste tú con un par.

La pyme no siempre compite, a veces subsiste

Me traigo aquí una reflexión que he planteado en un foro de linkedIn sobre las PYMES. En relación a una discusión sobre si la tecnología (informática) es importante para las Pymes varios participantes afirmaban que ellos trabajan en empresas de 8 o 10 empleados que no tienen necesidad de un sistema integrado para competir.

Pero, ¿realmente compiten?

Las PYME se basan muchas veces en nichos, trabajan en mercados reducidos donde su ubicación, cercanía, conocimiento, etc les sirven de valor competitivo, pero no compiten en eficacia o valor añadido, sobreviven porque son las únicas que hacen algo o lo hacen de un modo concreto.

Hay estudios que demuestran en el caso de España que nuestra crónica falta de competitividad es por las empresas pequeñas, nuestras grandes compañías son tan o más competitivas que sus competidores pero las PYMES españolas son poco eficaces, además de no tener tamaño para generar exportaciones.

Hay que crecer y hay que dotarse de mejores herramientas. Las pequeñas empresas deben luchar por dejar de ser tan pequeñas, y no pueden caer en la autocomplaciencia de “así nos va bien”. Otro tema es que tu puedes tener una micro-empresa de 2 empleados, irte muy bien y ser muy feliz con ella. Eso ya es una decisión personal, respetable y que yo he considerado muchas veces para mi 🙂

Pero la presión es mejorar en eficacia, crecer en tamaño y para ello el uso de herramientas informáticas, tecnología y procesos optimizados es vital. Eso o esperar a descubrir que un día no eres el único o que un grande se ha metido en tu jardín.

No pretendo decirle a una empresa de 10 empleados que tiene que implantar SAP, o una solución BPM para su gestión de negocio, o una herramienta de BI para analizar lo que ocurre. Puedes tener 10 empleados y no tener opciones de sacar provecho de nada de esto (y sería una mala noticia) pero si pretendes de verdad prolongar tu actividad en el tiempo, ser rentable y garantizar a socios y trabajadores estabilidad debes luchar por crecer para tener tamaño para afrontar crisis y debes mejorar tu gestión.

Las “muy rentables” PYMES españolas de la construcción han sido en gran parte el talón de aquiles que está dejando España en una situación dantesca respecto del empleo y la competitividad.

Los mercados

A todos nos gusta culpar a alguien malvado que nos persigue, el hombre del saco, los gnomos de Zúrich o en su vertiente seria los mercados. Pero ¿quién es el mercado y porque se comporta así?

Pensemos en Lee, este honrado trabajador asiático ahorra un montón de dinero cada año porque su vida frugal y muy atareada no le da demasiado tiempo para gastar y además está mal visto, pero Lee no quiere dejar el resultado de su trabajo en un cajón, considera lógico invertirlo, para ello piensa en dos amigos suyos Kristos y Klaus.

Kristos es un funcionario con un alto nivel de vida, no gana demasiado pero pide prestado y se compra a plazos un buen coche, una casa, se va de vacaciones, etc.. en realidad gasta cada año un 110% de lo que ingresa, de modo que cada vez debe más.

Klaus es un mecánico de coches, como Lee trabaja de modo constante, pero quiere hacer crecer el negocio porque ve que hay mercado para montar otros dos talleres. Klaus le compra a Lee parte del material y trabaja para Kristos entre otros clientes.

Lee tiene 1.000 € ahorrados, durante estos años ha venido prestando a ambos 500 €, Klaus le da un poco más de confianza así que el préstamo es a un 1%, pero como desconfía de Kristos le exige un 4% que Kristos paga alegremente sin quejarse.

Este último año las cosas han cambiado, Kristos comienza a estar apretado por las deudas, ya que los intereses se comen gran parte de sus ingresos, para no tener que sufrir descensos en su esplendido ritmo de vida Kristos quiere este año 600 € prestados. Confía en seguir pagando sin problema durante mucho tiempo igual que hasta ahora.

Al mismo tiempo Klaus al que sus nuevos talleres le van perfectamente piensa ampliar más el negocio ahora que parece que es el momento. Le pide a su amigo Lee 600 € para abrir dos nuevos talleres en las provincias limítrofes, Klaus podrá pagar este préstamo en solo dos años gracias a una alta rentabilidad de su negocio y a que pone parte de la inversión con sus propios ahorros.

En realidad Lee obtiene más dinero de Kristos, pero cada día desconfía más que este pueda pagarle, de hecho lo que hace continuamente es pedir más prestado para devolver lo anterior. Está cerca el momento en que los ingresos de Kristos de un año no sirvan para pagar la deuda que debe pagar, con lo que el pago sería imposible.

Lee presta a Klaus 600 € de nuevo a un 1%. Llama a Kristos y le dice que solo le quedan 400 €, que le puede prestar como siempre al 4%.

Kristos monta en cólera, “¡no puedo vivir con ese dinero! ¡Para ello debería renunciar a mi coche! ¡Necesito otros 200 € de algún sitio!”

Tras unos días de discusiones, Kristos encuentra otro amigo de Lee, dispuesto a prestarle 200 € adicionales, pero al 5%. Kristos acepta. Ha encontrado la solución, llama a Lee y acuerda el préstamo de los 400 €.

Al año siguiente Kristos pide de nuevo 650 €, pero Lee y su amigo han hablado y se han dado cuenta de que les miente y la situación es imposible, tarde o temprano uno de los dos no cobrará porque Kristos apenas gana lo suficiente para el pago anual y sigue viviendo de los prestamos que incrementa debido a los intereses. Se sientan con Kristos y le explican que no es posible, primero porque ellos no tienen esos 50 € adicionales y porque no creen que pueda pagar, le recomiendan reducir su nivel de vida y aligerar deudas, Kristos se niega, “¡quiénes son estos tipos para decirme como debo vivir y cuanto debo gastar!”. Su idea es recurrir a un tercer prestamista para esos 50 € adicionales, pero este tercero, ya advertido sobre Kristos le dice que quiere un 10% de interés. Cuando Lee y su amigo conocen esto dicen que si a él le da un 10% ellos no aceptarán menos en adelante.

Kristos les insulta, les llama usureros, dice que son la causa de todos sus males, y les acusa con no pagar las deudas que ya tiene pendientes si continúan por ese camino. Además necesita urgentemente al menos 100 € para comer este mes.

Lee y sus dos amigos se niegan. Ven que tal como temían no van a cobrar sus deudas, y la única opción que le dan es que Klaus avale a Kristos porque él si es un cliente de fiar.

Kristos va a ver a su vecino Klaus, le dice que está en un apuro por culpa de Lee, se niega a prestarle y eso que siempre le ha pagado más intereses que el propio Klaus, Kristos no entiende como le pueden hacer esto. Le pide un aval, Klaus se lo piensa, pero no lo ve claro. Él paga menos intereses porque trabaja muy duro, y es evidente que Kristos pretende continuar viviendo por encima de sus posibilidades, como no quiere dejar a un vecino en la estacada le dice que podría avalarle para que pueda comer, siempre que reduzca el nivel de gasto que tiene para que sea una solución temporal.

Kristos de nuevo se escandaliza, “¡No he venido a que me des lecciones! Mi mujer no aceptará anular las vacaciones y vender el coche, viviríamos como pobres”, Klaus le dice que se lo piense porque no puede hacer más, que ya es un riesgo avalarle que solo asume por su amistad.

Kristos desesperado se lo explica a su mujer, tienen que vender el coche y anular las vacaciones, ella indignada porque desconocía completamente estar viviendo por encima de sus posibilidades, le pide el divorcio y se va a casa de sus padres. Le dice a Kristos que convenza a Klaus, Lee y los otros o no volverá a casa.

La vida de Kristos, perfecta hasta hace poco se ha vuelto un desastre, pero, ¿la culpa es de Lee (los mercados), de Klaus (su vecino rico) o incluso de su mujer?

Kristos es el único culpable. El divorcio inevitable y pasar tantos años de penurias como paso de excesos la única solución.

Salvo que tú, querido lector le quieras dar a Kristos un préstamo a bajo interés por el total de sus deudas acumuladas más una pequeña ayuda para sostener lo más posible su nivel de vida. No seas como Lee y Klaus, salvo que pienses que Kristos no es de fiar.

PD: Este artículo lo escribí el lunes pasado y estaba a falta de algunos retoques, hoy podríamos decir que Kristos podría ser Paolo o José. Y es cierto, José ya ha recortado sus gastos y no debería estar pasandolo así, el caso de España es ciertamente más complicado de explicar.

Gestión empresarial española: mi churrero como modelo

Es evidente que la crisis ha destapado algunas carencias de nuestro modelo productivo y, sobre todo, de nuestros modelos de gestión empresarial, cuando se habla de gestión empresarial se tiende a pensar en las grandes compañías (Telefónica, La Caixa, Repsol, Ferrovial) pero, donde podemos ver la verdadera forma de pensar es en una pequeña empresa.

Como ejemplo voy a poner a “mi” churrero, o al churrero de mi barrio si somos precisos. Este hombre tiene un negocio en un pequeño local desde  hace al menos treinta años (no recuerdo si siempre ha sido él, pero siempre ha estado ahí la churrerí). Hace dos años el negocio era magnifico, desde las ocho de la mañana hasta las diez y media había una cola de entre 10 y 15 personas en la puerta del local para comprar churros, desde las doce hasta las tres vendían pollos asados de forma continua y por las tardes y los días de diario venden patatas fritas caseras.

Desde hace dos años el número de clientes (que yo mido cada sábado y domingo cuando bajo a comprar por la cola que hay en la puerta)  se ha reducido de modo importante, tanto que en ocasiones llego y no hay nadie. Supongo que lo primero que te quitas si falta dinero es comprar churros aunque solo sean dos o tres euros.

Ante la caída del negocio cualquier empresa debe reaccionar, si bajan mis ventas tengo un problema, necesito recuperar el nivel de ingresos, para ello hay varios caminos posibles:

  • Vender más producto a menos clientes aumentando los ingresos por compra.
  • Ampliar la gama de productos.
  • Ampliar mi canal de ventas.
  • Subir precios a los que siguen comprando.

Es difícil vender más churros a la gente, podría haber optado por ofertas haciendo el precio decreciente al ampliar el volumen pero, dada la divergencia de cantidades es difícil saber si esto habría tenido éxito. Hay tanta gente que compra cuatro churros como que compra treinta. No era una opción realista.

Mi amigo churrero podría haber ampliado sus ventas, por ejemplo distribuyendo periódicos (el 20% de la cola lleva en la mano el periódico del día, que ha comprado en otro sitio), vendiendo chocolate (es habitual que se lo pidan y no tiene, ni tiene intención de tenerlo) o buscando productos alternativos (compra impulsiva, pan o bricks de leche, por ejemplo). A pesar de que hay gente en negocios cercanos que demuestra que la venta cruzada funciona  (hay un local que vende pan, leche y prensa, tiene veinte personas de cola como media) mi churrero piensa que él hace churros y pollos asados, el periódico en el kiosko, más arriba caballero…

Otro camino era vender a los bares de los alrededores, casi todos ellos compran a una churrería que distribuye en coche, dado que está en una zona muy céntrica podría haber captado fácilmente diez o quince bares que apreciasen la ventaja del servicio más cercano, contratar un empleado que hiciera el reparto y vender un par de cientos de churros diarios. Si en vez de quince fueran veinticinco ampliando el área podría compensar el volumen de negocio de venta directa. Pero mi churrero es churrero y no comercial.

¿Cuál ha sido su decisión? Subir los churros un diez por ciento, no es demasiado (es un centimo por churro) pero el resultado ha sido una reducción ligeramente superior de los clientes y dudo que haya compensado la reducción de ingresos. Dado que el coste marginal de un churro es bajo (no tengo un análisis detallado pero parece evidente que echar un churro más es irrelevante al resto de los costes) lo lógico es que reducir ventas aunque subas el precio tiene un mal resultado en los beneficios finales.

Si mi amigo churrero fuera americano podría haber optado por el segundo o el tercer camino (Starbucks empezó con un local pequeño en una parada de metro) pero Spain is different.

Posiblemente el churrero cree que el problema es que el banco no le quiere dar un crédito para pasar esta mala época y que la culpa de todo es de otro.

El coste de la mala administración pública

Si están preocupados por la economía y la legislación relativa a la competitividad y aún no leen Nada es Gratis es que están perdiendo el tiempo con fuentes que no merecen la pena.

En estos dos últimos años se ha hablado mucho de la famosa “falta de competitividad” de la economía española, de sus empresas y de como solucionarla. Es evidente que tenemos un problema de competitividad (solo hay que ver nuestra balanza de exportación/importación, nosotros mismos preferimos comprar a los de fuera que a los de casa) pero la discusión sobre las causas suele estar terriblemente mal planteada, se enfoca mucho la frase de “tenemos que reducir los salarios” cuando el problema es que nos dedicamos a crear productos que hacen igual otros países con costes laborales menores el lugar de aprovechar que tenemos costes laborales inferiores a los demás países avanzados para producir lo que ellos nos venden.

Pero el ratio salario/producto no es el único problema. Nada es Gratis en este artículo muestra un aspecto muy ilustrativo de los problemas de la economía española, posiblemente todos los relacionados con la gestión en las compañías lo intuían.

una mala regulación crea costes administrativos extras para las empresas.

En relación al PIB estos costes administrativos pueden oscilar entre un mínimo del 1.5% del PIB para Finlandia o Suecia hasta un máximo del 6.8% del PIB para Grecia y Hungría. Según este ranking España está entre los países con un coste administrativo más alto con un 4.6% del PIB, empatada con Portugal, Italia y Eslovaquia.

La siguiente gráfica es desoladora.

Somos los cuartos por la cola, aunque es cierto que compartimos un pelotón de torpes muy similares a nosotros. Pero lo peor es ver la diferencia, sin llegar a los mejores, solo con bajar a un 3% (el doble de los más eficaces) las empresas tendrían de media un 1,5% de costes internos menos sobre su “PIB”. Si descontamos el efecto sobre los gastos fijos de una compañía (amortización de deuda, bienes de coste fijo, coste de la energía,  etc..) podemos suponer que puede suponer mejorar el resto de las partidas de un 3% a un 5% de los costes variables en manos de los gestores de la compañía. Lo que viene a ser como reconocer que mejoran los procesos administrativos a los que nos obliga el estado todas las compañías mejorarían su eficacia más de lo que podría conseguir los mejores gestores del mundo que vinieran a hacerse cargo de nuestras empresas.

Que exista un beneficio potencial en nuestra economía de semejante volumen, que no tienen coste para el estado (no supone reducir ingresos o impuestos) y no se esté atacando esa vía de mejorar la economía es sangrante. Lo peor es que ni siquiera es algo demandado por los empresarios, el enfoque de la cúpula empresarial son los costes del despido y los convenios, en ambos casos dudo que impacten un 1,5% del PIB ni convirtiendo a los trabajadores españoles en Chinos.

Cuando cero es demasiado

CeroHay frases que transmiten por su propia contradicción mucho, más allá de la posible estupefacción del que no las entiende. La economía, la empresa y la informática tienen toneladas de ellas. Porque son tan absurdas a primera vista que dejan claro que detrás ocurre algo importante.

Ben Bernake (presidente de la FED) ha dicho hoy lo siguiente (ver aquí y aquí) :

Los tipos (de interés), entre el 0-0,25%, están “demasiado altos”

Las propias matemáticas nos dicen que cuando no existe el número negativo cero no debería ser demasiado alto. Pero no hablamos de matemáticas, hablamos de economía. Y en este caso la realidad (dura, triste y preocupante) es que cero es demasiado alto y sin embargo no se puede bajar más.

El tipo de interés como herramienta

Recuerdo una clase de economía de Rafael Pampillón donde nos explicó que el BCE estaba subiendo los tipos para poder bajarlos después cuando hiciera falta, aquella era la época de tipos camino del 3% ó 4%. Me lo creí simplemente por fe, es decir, no le veía sentido pero si alguien que sabe más que yo me dice algo y yo no le veo sentido es conveniente suponer que me falta información. La realidad desde entonces es que el BCE ha podido gestionar más y mejor el tipo de interés mientras la FED hace dos años que perdió esa opción.

Algo básico en economía es que los tipos de interés de los bancos centrales son una herramienta, nada más, no son una forma de ganar dinero para el estado ni algo que suba o baje para beneficio o fastidio de los ciudadanos (respecto de sus hipotecas). La frase más común cuando sube los tipos suele ser “los bancos quieren exprimirnos más todavía” y es un error de concepto absoluto. No descarto que los gnomos de zurich realmente dominen el mundo, pero la verdad es que es poco probable.

ZIRP

Volviendo a EEUU, la FED acaba de reconocer que ya no tiene la herramienta más socorrida ya no existe, ha llegado ZIRP (Zero Interset Rate Policy, los artículos de Krugman al respecto no tienen desperdicio) y EEUU es Japón en 1990 desde hace tiempo. Esto ocurre en gran parte porque no hay inflación, o peor aún esta es negativa, de modo que si tengo 1.000 € es mejor dejarlos en un cajón esperando que invertirlos o adquirir algo con ellos porque dentro de un mes valdrán más (o los productos valdrán menos). No los voy a ingresar al sistema bancario porque el interés que me dan los bancos es cero o casi cero, y hay una ínfima posibilidad de que el banco no me los devuelva.

La consecuencia es que por un lado los consumidores no consumen (es mejor comprar lo que se pueda posponer más adelante) y los inversores no invierten, porque como no hay consumo no hay mercados en crecimiento. Solo las empresas que ya están activas se mantienen produciendo (porque cerrar es más caro que seguir) y no se crean mercados, empleos, etc. Hay cierto incentivo a endeudarse e invertir porque después  de todo podemos pedir 1.000.000 € (si nos los dan) y pagar 1.000.001 € posteriormente, de modo que hay que conseguir muy poco beneficio, pero por el contrario no hay ningún banco en el mundo con ganas de prestar dinero, así que a pesar de que el tipo de interés incentiva a pedirlo, la situación del sistema financiero hace que sea muy complicado hacerlo.

La solución que posiblemente adopte la FED es crear inflación imprimiendo billetes de dolar, literalmente, al poner más dinero en circulación con la misma producción económica hay más dinero para los mismos productos y por ello todo vale más caro. Tiene gracia que se pongan ahora porque Krugman y otros muchos lo llevan diciendo un par de años, de modo que habrían perdido el tiempo. Lo peor es que como ellos dicen no están seguros de las consecuencias:

fue cauto y destacó que esta vía de acción no convencional tiene “costes y limitaciones” que deben ser tenidas en cuenta al “juzgar” la agresividad de la acción, si es que al final se ejecuta

Mirando hacia las empresas y particulares en EEUU, la medida de crear inflación vía imprimir dolares tiene como consecuencia que nuestro “balance” se hace menor, nuestros activos valen menos y nuestros pasivos (deudas) también. Si están muy endeudados y los activos pueden revalorizarse daremos gracias, si es al revés (los activos se “gastan” y no se revalorizan) nos perjudicará. A corto y medio plazo el dolar además perderá valor contra otras monedas, aunque como los chinos hacen con el Yuan lo que quieren a ellos eso no les afecta salvo que así lo designe el gobierno chino, a los chinos les da todo igual mientras exporten y con ello tengan a la población trabajando en un modelo industrial (capitalismo salvaje) de los años veinte europeos, si hay que tirar los beneficios para mantener la moneda baja con ingeniería monetaria se tiran, todo por la revolución capitalista.

Si las empresas americanas se lo creen se pondrán a invertir de inmediato (préstamos baratos, mucha mano de obra disponible, moneda baja y más competitiva para exportar sumado a que quedarse parado con inflación es dejar devaluar tus activos), de modo que crearan empleo, incrementaran el consumo y la máquina estadounidense se pondrá de nuevo en marcha. Si las empresas no se lo creen, y la última frase a mi me haría pensar así, no harán nada porque creerán que es un farol para que inviertan y arriesguen para que luego no ocurra nada.

Mientras en la UE, el BCE planea subir tipos porque tenemos una inflación del 2% (absolutamente desbocada al parecer), tenemos un Euro que nos complica exportar y todo ello porque la economía alemana (y solo a ella prácticamente)  lo parece necesitar así. España (también Italia, Portugal, Grecia, incluso puede que Francia) en realidad necesita una inflación mayor (pero que no sea superior a la UE o perderemos aún más competitividad) para facilitar desapalancar su propia deuda con más facilidad y potenciar el crecimiento económico. Es como si la Fed pensara solo en California y Nueva York cuando toma medidas económicas.

Resumiendo, EEUU camina probando medicina experimental, China es un troll monetario que solo quiere que la gente tenga que hacer y la UE hace la política económica que le viene bien a los alemanes, a la espera de que deje de llover y cuando lo haga no encontremos alguna desagradable consecuencia del modelo americano. Esto no deja de tener algún sentido si no supone que nos derrumbemos económicamente con la moneda más sobrevalorada del planeta al mismo tiempo.

Dentro de 10 años todos los economistas nos explicarán quién hizo lo correcto, quién aniquiló la economía de su zona y porqué ocurrió así. Ahora mismo cada uno dice una cosa diferente, al que acierte le darán el Nobel del 2020. Es como hacer quinielas, solo que el ganador jura que lo sabía por algún complejo modelo matemático de cálculo de resultados.

¿Le ven sentido? No, evidentemente, porque no es lógica, es economía.

Nadie estaba mirando, nadie escuchaba, nadie decia nada

No ver, no oir, no decirA cuento de los posibles augurios a la llegada del fin del mundo tal como lo conocemos quiero hacer algunos comentarios.

Empiezo por aclarar que no me refiero a la llegada de una civilización extraterrestre en el 2012 tal como predijeron los mayas (e Iker Jimenez) para destruir nuestro mundo, a estas alturas a ciertos directivos y ciertos políticos eso les parecerá una buena opción, pero no lo creo.

Para leer mejor y con mucho más conocimiento pueden recurrir a Krugman, a Felix Salmon o a Roger Senserrich que se dedican más y mejor que yo a hablar de economía y del fin del mundo conocido. Básicamente y resumiendo detrás de las hipotecas basura aún queda potencialmente porquería suficiente para destruir el sistema financiero americano (y supongo que el europeo) y hacer que todos podamos llegar a desear ser obreros chinos esclavizados pero al menos con trabajo. EEUU podría ser Irlanda o Islandia, escojan la tortura que prefieran como decía el chiste.

Que ha pasado

Al parecer los banqueros que diseñaron la famosa titularización de las hipotecas ninja no solo estaban creando una bomba de relojería económica y alimentando una burbuja sino que además lo hacían con premeditación, descuido de la viabilidad de su propia empresa, intención de estafar y una incompetencia increíblemente lograda. De las dos primeras ya teníamos conciencia como se demostró con el caso de Lehman, pero las otras dos son las golosas novedades que nos aparecen hoy en día.

Es posible que los compradores de los CDO puedan demostrar que los vendedores sabían que vendían créditos de baja calidad (incobrables) y lo ocultasen de modo intencionado para obtener beneficios, no se ustedes, yo cuando cometo delitos procuro no describirlos en los correos electrónicos a mis responsables, pero al parecer en Wall Street eso es práctica habitual. Será que comenten muchos y eso hace que se despisten a veces. Pero además es que las titulaciones están tan mal hechas que hoy en día los bancos no saben quién tiene el derecho de embargar una casa si el crédito no se paga, en los enlaces pueden ver casos incluso divertidos.

La gestión empresarial

A donde yo quiero ir es a la gestión empresarial de todo este caos. De acuerdo, en las empresas tenemos a un montón de estafadores, incapaces y sin escrúpulos ni el cerebro suficiente como para limitarse a un delito que les haga ricos sin hacer reventar el mundo (lo que les garantizaría que alguien se de cuenta de que ha pasado algo). Bueno, la selección de personal ha pasado por momentos mejores que esta última década, no había suficiente personal y se abría la puerta a gente que no habrías contratado de haber podido elegir. No podemos evitar que esto ocurra, pero:

  • ¿Dónde estaban mirando los directivos de los bancos mientras una manada de estafadores idiotas salidos de una versión de Wall Street dirigida por Woody Allen estaba aniquilando su empresa? Supongo que viendo como engordaban sus bonus empresariales con las actividades de la manada de idiotas.
  • ¿Dónde estaban mirando los accionistas de los bancos mientras los directivos que han dejado en el banco permitían a los estafadores idiotas actuar? Entiendo que regocijándose de como crecía el valor de sus acciones en bolsa y dejando el trabajo de mirar a los directivos.
  • ¿Dónde estaban las auditoras y las agencias de rating mientras los bancos envolvían basura con sus informes favorables? Es injusto culparles, es evidente que no todos los empleados idiotas ni todos los directivos avariciosos lograron colocarse en la banca.
  • ¿Dónde estaban mirando los demás empresarios no involucrados en la banca mientras la banca cocinaba el fin del mundo conocido? Pues apalancando sus balances hasta el límite gracias a la orgía de crédito barato e ilimitado creado por los banqueros y llamando a sacar el capital propio del pasivo de las empresas “creación de valor para el accionista” en lugar de “debilitamiento de la compañía”. Ahora que hay que desapalancarse (o lo que es lo mismo volver a meter como capital el dinero que sacaron como beneficios para que los accionistas lo pusieran en comprarle CDOs a la banca) lo que hacen es regalar la empresa a nuevos inversores y a eso no le llaman “crear valor”, al menos no en público.
  • ¿Dónde miraban los reguladores del mercado? La FED, la SEC, el BCE, la CMNV y las demás toneladas de funcionarios que se supone que trabajan precisamente para evitar todo esto y avisar de los posibles problemas, bueno, uno no habría podido crear una burbuja descomunal de verdad sin el apoyo de Alan Greenspaan (algunos lo llamarían cómplice del delito) pero es evidente, cuando los bancos y las auditoras completaron sus plantillas los idiotas y avariciosos restantes corrieron a pedir una plaza de funcionario supongo. La idiotez es un material infinito en el universo.
  • ¿Dónde estaban mirando los políticos mientras los accionistas demasiado vagos y los directivos demasiado avariciosos dejaban que los empleados demasiado idiotas manejasen el cotarro? Bueno, explicando que el crecimiento económico desatado por la burbuja era mérito suyo a los votantes obviamente. Ahora pasan el rato explicando que la crisis no es mérito suyo, pero si el crecimiento fue gracias a ellos sus consecuencias entiendo que también.
  • ¿Dónde estaban mirando los votantes y los ciudadanos? ¿son los inocentes de la crisis? ¿son los paganos? No, son los que pedían las hipotecas basura que no podrían pagar nunca cuando se parase la fiesta, compraban segundas viviendas en lugares desconocidos como inversión, adquirían coches mejores ampliando sus préstamos por encima del coste razonable de su propia primera vivienda, pedían trabajos en los bancos, auditoras y reguladores o trabajaban en empresas que les daban servicios a cambio de parte de los enormes sueldos de los idiotas, los avariciosos, los vagos y los políticos que afirmaban que todo era gracias a sus ideas. La prueba es que “cayenne en venta” tiene 258.000 entradas en Google a día de hoy.

Lo sé, usted que está leyendo este texto cree que no es culpable de todo esto. Que es la víctima y el pagano inocente, que todos los demás son los culpables tal como digo pero su caso es diferente. El siguiente que lea este artículo dirá lo mismo, pero le meterá a usted en el saco de los culpables, no lo dude.

Ya lo dijo la Biblia

Ciertamente el clamor … a es grande, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo.

Si hallo … cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré todo el lugar en consideración a ellos.

Quizás se encuentren allí diez (Dijo Abraham con tan poca fé como yo en encontrar 50 hombres justos)

Y respondió dios : —No la destruiré en consideración a los diez.

Génesis (1:18:16 – 1:18:33)

Ya saben como acaba, ¿no? Yo no doy mucho por 10 hombres justos en Wall Street, de modo que será arrasado por las llamas del señor de un momento a otro. 🙂

Y nos merecemos lo que viene, todos somos culpables del pecado.

PD: Es un artículo con cierta mala leche, no se lo tomen al pie de la letra, tal vez el mundo no se acabe, simplemente volvamos al medioevo.

Actualizado:

  • Explica el problema legal (bastante bien como siempre) en Nada es Gratis porque al parecer es debido a que los jueces no admiten el traspaso de las hipotecas del modo que se ha hecho.
  • A través de NG llegareis a http://rortybomb.wordpress.com/ donde hay un gráfico que explica el problema de deshacer el enredo con notable claridad.