Chrome OS y Android se solapan

No solo es que lo dijese yo hace unos días sino que también lo cree un importante exempleado de Google (Paul Buchheit):

Predicción: Chrome OS será asesinado el año que viene (o fusionado con Android)”

Yo me refería más a la existencia de netbooks, tablet y telefonos super complejos, pero puede que sea más exacto referirse a su interior más que a su apariencia, ¿tiene sentido desarrollar tres plataformas diferentes para uso tan similares?

Puede que en referencia al hardware puedan convivir las tres categorías pero para ello será preciso que desarrollar aplicaciones y herramientas para todas ellas no sea triplicar el coste, para hacer aplicaciones móviles, juegos o utilidades de usuario (agendas, etc) y que tengan éxito será conveniente que ya que existen varios fabricantes de SO (aunque Google y Apple parecen los líderes a futuro para disgusto de Nokia, Blackberry o Microsoft) las aplicaciones puedan ser compatibles o muy similares que solo requieran alguna adaptación de pantalla o dispositivos de entrada.

En realidad es posible que Google Chrome OS haya tardado demasiado en llegar y sea otro proyecto de Google el que lo mate gracias a un mejor desarrollo.

Google anuncia Chrome OS (de nuevo)

En las pasadas semanas Google ha presentado Google Chrome OS. Incluso es posible descargarlo y probar el nuevo Sistema Operativo, incluso desde un disco USB.

Este anuncio ocurre casi año y medio después del primer anuncio sobre su futuro sistema operativo. De modo que gran parte de los comentarios ya se dijeron en su día, es un intento de basar las aplicaciones de un equipo directamente en Internet (Cloud) y de proporcionar un sistema operativo que no tarde minutos (uno, o varios) en estar listo para conectarse.

Además de la intención del propio Google de vender directamente un netbook con Chrome OS se han sumado al anuncio en pocos días otros fabricantes (como HP).

Chrome OS es de código abierto, como ya lo era Android (que seguirá siendo la referencia para los teléfonos móviles. Desde el punto de vista de la industria parece que para Microsoft no es una buena noticia, y puede ocurrir algo parecido para las distribuciones basadas en Linux como Ubuntu ya que Google tiene mejor capacidad de crear una alianza con fabricantes. Los equipos con Chrome OS parecen un competidor en funciones del ya famoso iPad (arranque casi instantaneo, centrado en aplicaciones web con tienda de aplicaciones).

Google ha tomado el relevo a Sun Microsystems como motor del software libre (y parece tener mucho más claro como hacer de ello un negocio) y sigue avanzando en expandir su dominio al máximo de territorios posibles. Entre Google, Apple y Microsoft parece que se desarrolla una guerra abierta por los equipos de uso “humano” donde Nokia o Blackberry están quedando en segundo plano. IBM continua enfocándose mientras tanto sobre los sistemas de información corporativos, en una pelea que solo Oracle y SAP parecen dispuestas a plantar cara, durante un tiempo parecía que ambos campos convergerían en protagonistas (cuando Microsoft intentó desembarcar allí) pero la tendencia parece de nuevo clara a dos grupos de componentes diferenciados. Las consolas siguen manteniendo una tercera pata de “tecnología” diferenciada con Sony y Nintendo. Microsoft es el único que aún aspira a estar en todas partes.

Desde el punto de vista del usuario tengo dudas de si tantas gamas de dispositivos tienen sentido, esta claro que Internet y las aplicaciones online han llegado a todos los sitios, pero ¿necesito que las mismas aplicaciones sean accesibles desde mi teléfono, mi consola de mano y mi consola de salón, mi iPod, mi eBook (o iPad), mi miniportatil y mi ordenador de trabajo (sea de sobremesa o portátil).  Me sobran categorías, es una carrera donde algunos perderán el paso y el acceso a Internet sera anécdotico (por ejemplo ya ocurre en las consolas).

Mirado desde las empresas de servicios, toda esta expansión de tecnologías dificulta proporcionar servicios porque no puedes tener formación en todas ellas y la diversidad supone costes adicionales al cliente durante el desarrollo (hacer aplicaciones multi-navegador es un infierno ya hoy en día).