Realmente no debería ser complicado

Me parece mal hacer copy&paste de artículos completos, pero ESTE ARTÍCULO de Luis Garicano que reproduzco integro al final merece aparecer todas las veces posibles. Este no es un blog de economía (ni lo pretende) y aunque me gusta la política tampoco pertenece a esa temática, pero la depresión donde está instalada la economía española ha superado estos temas incrustándose en el día a día empresarial, no hay cliente que me reciba y no saque directamente el tema y todo proyecto está condicionado por esta situación.

¿Estamos realmente en una situación sin salida? No, estamos en una situación que exige tomar medidas dolorosas, abandono de “privilegios” y enfadar electorados, grupos benefiados por situaciones y de generar profundos cambios estructurales. ¿Cómo? Señores y señoras, evidentemente no pretendo decir que hay una sola solución pero es evidente que un amplio grupo de economistas y la propia UE nos indica una serie de medidas concretas. Podemos seguir diciendo que la UE nos impone malvadas medidas porque esos seres del Norte odian a los pobladores del sur, pero esas cosas pasan en otras realidades.

¿Lee la Comisión Europea NadaEsGratis? Critica la Comisión en su informe sobre España al Gobierno de Rajoy por reintroducir la deducción de vivienda y por incrementar el IRPF (como hicieron Ignacio Conde y Juan Rubio aquí), recomienda subir el IVA y los impuestos especiales (como Boldrin, Conde y Rubio, aquí), a cambio de reducción de las cuotas de seguridad social (la devaluación interna que ha expicado Pol Antras aquí), adelantar y profundizar la reforma de las pensiones (como defienden Ignacio Conde y Sergi Jiménez aquí), critica el que la reforma laboral no reduzca la diferencia entre enorme entre costes de contratos fijos y temporales (como nosotros en incontables posts, especialmente referido a la reforma reciente Samuel Bentolila, Floren Felgueroso y Marcel Jansen aquí), y critica el trato de las políticas activas y en particular para los parados de larga duración (como hizo Samuel muy bien aquí); en cuanto a la Ley de Estabilidad presupuestaria, critica que no tenga un órgano independiente que verifique cuentas e incremente transparencia (como hizo Jesús aquí).

¿Será porque nos leen? Me temo que no, que es simplemente es porque es de libro, de manual de economía para cualquiera que entienda la economía española. Contrariamente a lo que dice la retórica oficial, lo que nos imponen en Bruselas es lo que nosotros, si tuviéramos un poquito de sentido, haríamos de todos modos.

Las negritas, color rojo y subrayado del final es mío. Empiezo a estar de acuerdo con ciertas afirmaciones.

Anuncios

Los mercados

A todos nos gusta culpar a alguien malvado que nos persigue, el hombre del saco, los gnomos de Zúrich o en su vertiente seria los mercados. Pero ¿quién es el mercado y porque se comporta así?

Pensemos en Lee, este honrado trabajador asiático ahorra un montón de dinero cada año porque su vida frugal y muy atareada no le da demasiado tiempo para gastar y además está mal visto, pero Lee no quiere dejar el resultado de su trabajo en un cajón, considera lógico invertirlo, para ello piensa en dos amigos suyos Kristos y Klaus.

Kristos es un funcionario con un alto nivel de vida, no gana demasiado pero pide prestado y se compra a plazos un buen coche, una casa, se va de vacaciones, etc.. en realidad gasta cada año un 110% de lo que ingresa, de modo que cada vez debe más.

Klaus es un mecánico de coches, como Lee trabaja de modo constante, pero quiere hacer crecer el negocio porque ve que hay mercado para montar otros dos talleres. Klaus le compra a Lee parte del material y trabaja para Kristos entre otros clientes.

Lee tiene 1.000 € ahorrados, durante estos años ha venido prestando a ambos 500 €, Klaus le da un poco más de confianza así que el préstamo es a un 1%, pero como desconfía de Kristos le exige un 4% que Kristos paga alegremente sin quejarse.

Este último año las cosas han cambiado, Kristos comienza a estar apretado por las deudas, ya que los intereses se comen gran parte de sus ingresos, para no tener que sufrir descensos en su esplendido ritmo de vida Kristos quiere este año 600 € prestados. Confía en seguir pagando sin problema durante mucho tiempo igual que hasta ahora.

Al mismo tiempo Klaus al que sus nuevos talleres le van perfectamente piensa ampliar más el negocio ahora que parece que es el momento. Le pide a su amigo Lee 600 € para abrir dos nuevos talleres en las provincias limítrofes, Klaus podrá pagar este préstamo en solo dos años gracias a una alta rentabilidad de su negocio y a que pone parte de la inversión con sus propios ahorros.

En realidad Lee obtiene más dinero de Kristos, pero cada día desconfía más que este pueda pagarle, de hecho lo que hace continuamente es pedir más prestado para devolver lo anterior. Está cerca el momento en que los ingresos de Kristos de un año no sirvan para pagar la deuda que debe pagar, con lo que el pago sería imposible.

Lee presta a Klaus 600 € de nuevo a un 1%. Llama a Kristos y le dice que solo le quedan 400 €, que le puede prestar como siempre al 4%.

Kristos monta en cólera, “¡no puedo vivir con ese dinero! ¡Para ello debería renunciar a mi coche! ¡Necesito otros 200 € de algún sitio!”

Tras unos días de discusiones, Kristos encuentra otro amigo de Lee, dispuesto a prestarle 200 € adicionales, pero al 5%. Kristos acepta. Ha encontrado la solución, llama a Lee y acuerda el préstamo de los 400 €.

Al año siguiente Kristos pide de nuevo 650 €, pero Lee y su amigo han hablado y se han dado cuenta de que les miente y la situación es imposible, tarde o temprano uno de los dos no cobrará porque Kristos apenas gana lo suficiente para el pago anual y sigue viviendo de los prestamos que incrementa debido a los intereses. Se sientan con Kristos y le explican que no es posible, primero porque ellos no tienen esos 50 € adicionales y porque no creen que pueda pagar, le recomiendan reducir su nivel de vida y aligerar deudas, Kristos se niega, “¡quiénes son estos tipos para decirme como debo vivir y cuanto debo gastar!”. Su idea es recurrir a un tercer prestamista para esos 50 € adicionales, pero este tercero, ya advertido sobre Kristos le dice que quiere un 10% de interés. Cuando Lee y su amigo conocen esto dicen que si a él le da un 10% ellos no aceptarán menos en adelante.

Kristos les insulta, les llama usureros, dice que son la causa de todos sus males, y les acusa con no pagar las deudas que ya tiene pendientes si continúan por ese camino. Además necesita urgentemente al menos 100 € para comer este mes.

Lee y sus dos amigos se niegan. Ven que tal como temían no van a cobrar sus deudas, y la única opción que le dan es que Klaus avale a Kristos porque él si es un cliente de fiar.

Kristos va a ver a su vecino Klaus, le dice que está en un apuro por culpa de Lee, se niega a prestarle y eso que siempre le ha pagado más intereses que el propio Klaus, Kristos no entiende como le pueden hacer esto. Le pide un aval, Klaus se lo piensa, pero no lo ve claro. Él paga menos intereses porque trabaja muy duro, y es evidente que Kristos pretende continuar viviendo por encima de sus posibilidades, como no quiere dejar a un vecino en la estacada le dice que podría avalarle para que pueda comer, siempre que reduzca el nivel de gasto que tiene para que sea una solución temporal.

Kristos de nuevo se escandaliza, “¡No he venido a que me des lecciones! Mi mujer no aceptará anular las vacaciones y vender el coche, viviríamos como pobres”, Klaus le dice que se lo piense porque no puede hacer más, que ya es un riesgo avalarle que solo asume por su amistad.

Kristos desesperado se lo explica a su mujer, tienen que vender el coche y anular las vacaciones, ella indignada porque desconocía completamente estar viviendo por encima de sus posibilidades, le pide el divorcio y se va a casa de sus padres. Le dice a Kristos que convenza a Klaus, Lee y los otros o no volverá a casa.

La vida de Kristos, perfecta hasta hace poco se ha vuelto un desastre, pero, ¿la culpa es de Lee (los mercados), de Klaus (su vecino rico) o incluso de su mujer?

Kristos es el único culpable. El divorcio inevitable y pasar tantos años de penurias como paso de excesos la única solución.

Salvo que tú, querido lector le quieras dar a Kristos un préstamo a bajo interés por el total de sus deudas acumuladas más una pequeña ayuda para sostener lo más posible su nivel de vida. No seas como Lee y Klaus, salvo que pienses que Kristos no es de fiar.

PD: Este artículo lo escribí el lunes pasado y estaba a falta de algunos retoques, hoy podríamos decir que Kristos podría ser Paolo o José. Y es cierto, José ya ha recortado sus gastos y no debería estar pasandolo así, el caso de España es ciertamente más complicado de explicar.

Nadie estaba mirando, nadie escuchaba, nadie decia nada

No ver, no oir, no decirA cuento de los posibles augurios a la llegada del fin del mundo tal como lo conocemos quiero hacer algunos comentarios.

Empiezo por aclarar que no me refiero a la llegada de una civilización extraterrestre en el 2012 tal como predijeron los mayas (e Iker Jimenez) para destruir nuestro mundo, a estas alturas a ciertos directivos y ciertos políticos eso les parecerá una buena opción, pero no lo creo.

Para leer mejor y con mucho más conocimiento pueden recurrir a Krugman, a Felix Salmon o a Roger Senserrich que se dedican más y mejor que yo a hablar de economía y del fin del mundo conocido. Básicamente y resumiendo detrás de las hipotecas basura aún queda potencialmente porquería suficiente para destruir el sistema financiero americano (y supongo que el europeo) y hacer que todos podamos llegar a desear ser obreros chinos esclavizados pero al menos con trabajo. EEUU podría ser Irlanda o Islandia, escojan la tortura que prefieran como decía el chiste.

Que ha pasado

Al parecer los banqueros que diseñaron la famosa titularización de las hipotecas ninja no solo estaban creando una bomba de relojería económica y alimentando una burbuja sino que además lo hacían con premeditación, descuido de la viabilidad de su propia empresa, intención de estafar y una incompetencia increíblemente lograda. De las dos primeras ya teníamos conciencia como se demostró con el caso de Lehman, pero las otras dos son las golosas novedades que nos aparecen hoy en día.

Es posible que los compradores de los CDO puedan demostrar que los vendedores sabían que vendían créditos de baja calidad (incobrables) y lo ocultasen de modo intencionado para obtener beneficios, no se ustedes, yo cuando cometo delitos procuro no describirlos en los correos electrónicos a mis responsables, pero al parecer en Wall Street eso es práctica habitual. Será que comenten muchos y eso hace que se despisten a veces. Pero además es que las titulaciones están tan mal hechas que hoy en día los bancos no saben quién tiene el derecho de embargar una casa si el crédito no se paga, en los enlaces pueden ver casos incluso divertidos.

La gestión empresarial

A donde yo quiero ir es a la gestión empresarial de todo este caos. De acuerdo, en las empresas tenemos a un montón de estafadores, incapaces y sin escrúpulos ni el cerebro suficiente como para limitarse a un delito que les haga ricos sin hacer reventar el mundo (lo que les garantizaría que alguien se de cuenta de que ha pasado algo). Bueno, la selección de personal ha pasado por momentos mejores que esta última década, no había suficiente personal y se abría la puerta a gente que no habrías contratado de haber podido elegir. No podemos evitar que esto ocurra, pero:

  • ¿Dónde estaban mirando los directivos de los bancos mientras una manada de estafadores idiotas salidos de una versión de Wall Street dirigida por Woody Allen estaba aniquilando su empresa? Supongo que viendo como engordaban sus bonus empresariales con las actividades de la manada de idiotas.
  • ¿Dónde estaban mirando los accionistas de los bancos mientras los directivos que han dejado en el banco permitían a los estafadores idiotas actuar? Entiendo que regocijándose de como crecía el valor de sus acciones en bolsa y dejando el trabajo de mirar a los directivos.
  • ¿Dónde estaban las auditoras y las agencias de rating mientras los bancos envolvían basura con sus informes favorables? Es injusto culparles, es evidente que no todos los empleados idiotas ni todos los directivos avariciosos lograron colocarse en la banca.
  • ¿Dónde estaban mirando los demás empresarios no involucrados en la banca mientras la banca cocinaba el fin del mundo conocido? Pues apalancando sus balances hasta el límite gracias a la orgía de crédito barato e ilimitado creado por los banqueros y llamando a sacar el capital propio del pasivo de las empresas “creación de valor para el accionista” en lugar de “debilitamiento de la compañía”. Ahora que hay que desapalancarse (o lo que es lo mismo volver a meter como capital el dinero que sacaron como beneficios para que los accionistas lo pusieran en comprarle CDOs a la banca) lo que hacen es regalar la empresa a nuevos inversores y a eso no le llaman “crear valor”, al menos no en público.
  • ¿Dónde miraban los reguladores del mercado? La FED, la SEC, el BCE, la CMNV y las demás toneladas de funcionarios que se supone que trabajan precisamente para evitar todo esto y avisar de los posibles problemas, bueno, uno no habría podido crear una burbuja descomunal de verdad sin el apoyo de Alan Greenspaan (algunos lo llamarían cómplice del delito) pero es evidente, cuando los bancos y las auditoras completaron sus plantillas los idiotas y avariciosos restantes corrieron a pedir una plaza de funcionario supongo. La idiotez es un material infinito en el universo.
  • ¿Dónde estaban mirando los políticos mientras los accionistas demasiado vagos y los directivos demasiado avariciosos dejaban que los empleados demasiado idiotas manejasen el cotarro? Bueno, explicando que el crecimiento económico desatado por la burbuja era mérito suyo a los votantes obviamente. Ahora pasan el rato explicando que la crisis no es mérito suyo, pero si el crecimiento fue gracias a ellos sus consecuencias entiendo que también.
  • ¿Dónde estaban mirando los votantes y los ciudadanos? ¿son los inocentes de la crisis? ¿son los paganos? No, son los que pedían las hipotecas basura que no podrían pagar nunca cuando se parase la fiesta, compraban segundas viviendas en lugares desconocidos como inversión, adquirían coches mejores ampliando sus préstamos por encima del coste razonable de su propia primera vivienda, pedían trabajos en los bancos, auditoras y reguladores o trabajaban en empresas que les daban servicios a cambio de parte de los enormes sueldos de los idiotas, los avariciosos, los vagos y los políticos que afirmaban que todo era gracias a sus ideas. La prueba es que “cayenne en venta” tiene 258.000 entradas en Google a día de hoy.

Lo sé, usted que está leyendo este texto cree que no es culpable de todo esto. Que es la víctima y el pagano inocente, que todos los demás son los culpables tal como digo pero su caso es diferente. El siguiente que lea este artículo dirá lo mismo, pero le meterá a usted en el saco de los culpables, no lo dude.

Ya lo dijo la Biblia

Ciertamente el clamor … a es grande, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo.

Si hallo … cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré todo el lugar en consideración a ellos.

Quizás se encuentren allí diez (Dijo Abraham con tan poca fé como yo en encontrar 50 hombres justos)

Y respondió dios : —No la destruiré en consideración a los diez.

Génesis (1:18:16 – 1:18:33)

Ya saben como acaba, ¿no? Yo no doy mucho por 10 hombres justos en Wall Street, de modo que será arrasado por las llamas del señor de un momento a otro. 🙂

Y nos merecemos lo que viene, todos somos culpables del pecado.

PD: Es un artículo con cierta mala leche, no se lo tomen al pie de la letra, tal vez el mundo no se acabe, simplemente volvamos al medioevo.

Actualizado:

  • Explica el problema legal (bastante bien como siempre) en Nada es Gratis porque al parecer es debido a que los jueces no admiten el traspaso de las hipotecas del modo que se ha hecho.
  • A través de NG llegareis a http://rortybomb.wordpress.com/ donde hay un gráfico que explica el problema de deshacer el enredo con notable claridad.