Cuando tu aliado pasa a ser tu competidor (HP vs Oracle)

HP ha presentado una demanda contra Oracle ante la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) por el abandono del desarrollo sobre Itanium.

Esta situación es habitual cuando de repente alguien con quien te aliabas para competir contra un enemigo común (IBM) se transforma en competidor directo o daña tu mercado (Microsoft – IBM, SAP – Microsoft, etc..)

De la noticia:

estas prácticas derivarían de la decisión de Oracle, anunciada el 22 de marzo de 2011, de suspender todos sus desarrollos de software para el procesador Itanium de Intel, utilizado fundamentalmente en la familia de servidores Integrity de HP

Dudo de las opciones de esta demanda, aunque a primera vista pueda ser entendible que Oracle ha buscado dañar a HP, también se puede alegar que los costes de mantener un desarrollo para una plataforma poco utilizada (con la que además compites ahora con tus maquinas SUN) son demasiado altos y poco rentables.

Si hay algún “correo ocurrente” de un directivo de Oracle puede que tengan opciones, en caso contrario creo que se quedará en pataleta y señal de debilidad por parte de HP.

Anuncios

No es tanta la distancia Tecnología-Política

Se acusa mucho a los políticos de “analfabetismo tecnológico”, en este post de Enrique Dans por ejemplo donde afirma “La distancia entre una clase política anquilosada y un panorama tecnológico que se mueve cada día más rápido se incrementa día a día, cuando debería ser justamente al revés. Está claro: estamos gobernados por auténticos desfasados en lo que el ámbito de la tecnología se refiere.”

No esta el patio para defender a la clase política, y menos a la europea desde luego, pero no es la aplicación de la tecnología el ejemplo adecuado para quejarse de ello.

A los políticos les gusta más la tecnología y presumir de dospuntocerismo que a un tonto un caramelo, los ayuntamientos invierten mucho dinero en proyectos de web, blogs, twitter y similares, porque lo equiparan a un medio de comunicación y ya sabemos lo que le gusta a un político tener un medio de comunicación, sobre todo si no lo paga él.

Los ayuntamientos invierten más en Internet y tecnología que las empresas de similar facturación en España, y lo hacen peor porque constantemente repiten proyectos de un ayuntamiento o CCAA a la otra. Una cosa es cierta, lo invierten muy muy mal en muchas ocasiones porque los proyectos los empujan los políticos (“quiero que todos los trámites se hagan online en doce meses” es una frase atribuida a un ministro y un presidente autonómico de dos partidos diferentes) y no los promueven los técnicos basados en conceptos como ROI o mejora de calidad. Se aplica tecnología por aplicar tecnología.

¿Y el uso de dispositivos?

Los parlamentarios tienen iPhone, iPad, Wifi, 3G, costosos equipamientos de salas y terminales, y mucho antes y mucho más que en la empresa privada. En el caso que Enrique Dans usa de ejemplo el parlamentario sube con su iPad al estrado, no veo en la junta del Santander o del BBVA a su CEO o su junta directiva ir con un iPad y son empresas ejemplares en la aplicación de tecnología de modo rentable y competitivo (por eso no se gastan el dinero en comprarse el último juguete de consumo).

Hay un tema que si es cierto, los políticos legislan sobre la tecnología mal, pero no es por desconocimiento sino por presiones de los lobbies empresariales o intereses electorales, ocurre con la tecnología, ocurre con la energía, ocurre con el transporte.

Personalmente, preferiría que los políticos no se dediquen a gastar dinero en tecnología para probar juguetes, para apuntarse el tanto de ser la administración más “moderna” o para tener el premio al más dos punto cerista. Y menos con la que está cayendo.

Sobre el caso de Getafe y su “liderazgo” en comunicación online, intenten saber cuando van a cortar una calle por un evento, dónde hay obras o solicitar la recogida de un mueble. Se lo digo yo, no funciona, no se en que gastan ese dinero, pero en eso les juro que no. Y en eso estaría justificado.

Rentabilizando a Spotify

Justo después de críticar aquí a Spotify y preguntarme si es viable a cuento de la entrada que escribía Enrique Dans me puse a darle vueltas al tema, y sigo viendo muchas lagunas en su viabilidad pero al mismo tiempo creo que tienen muchas opciones de obtener beneficios que no están usando y es sorprendente que no lo hagan. Como ya dije aunque comienzan a generar beneficios creo que no aportan el suficiente valor y son potencialmente vulnerables. Para que no diga que criticar es más fácil que aportar voy a hacer un esfuerzo.

Para empezar, Spotify debe de comenzar a considerar a los artistas como clientes potenciales y no solo a los usuarios, y creo que no lo hace, y debe de dejar de ser una empresa que proporciona un aplicación a trabajar como una empresa de marketing y ventas.

Así que aprovechando que puedo decir lo que se me ocurra (aquí no me lee casi nadie) voy a pensar en voz alta:

  • Para empezar, no se comunican conmigo, entre realizar spam y no tener relación con tus clientes hay un largo trecho, Amazon me envía un correo de vez en cuando y eso que no soy un cliente asiduo, me recomienda libros a partir de mis búsquedas y de mis compras y siempre leo sus correos con mucha atención, los considero útiles y les dedico tiempo cuando lo tengo, no es como entrar a su web, puedo ir a una cosa concreta y no querer perder tiempo curioseando, de modo que el correo es beneficioso para los dos y no se reemplaza con mensajes en el portal cuando accedo a su web. ¿A qué espera Spotify para enviarme correos con sugerencias de gente que no conozco y me puede interesar? Por el amor de dios tienen mis listas y mi historial de reproducción, si no son capaces de hacerme sugerencias que me interesen a mi y a sus otros clientes (los músicos) es porque no lo intentan, no tienen ni que decidirlo, pueden usar los datos de otros usuarios, y no, hacerlo cuando voy a novedades o dejo la lista de reproducción vacia, eso no es lo mismo, deben ser más proactivos y venderlo como un servicio. Eso hará que sean más necesarios y útiles para las discográficas.
  • ¿Qué le pueden ofrecer a las discrograficas? Promocionar artistas, ¿y porque no me sugieren artistas en vez de hacer anuncios de auto-promoción molestos? Si de verdad creen que emitir el anuncio de autopromoción cien veces al día mejora mi interés en comprar se equivocan. Las discograficas se dejan de un tercio a la mitad del coste en promoción, Spotify puede hacer que su nuevo artista lo escuchen los potenciales consumidores elegidos a la carta en base a un perfil de uso. Es un marketing one-to-one de un potencial brutal con una información sobre el éxito tenido detallada (quién lo añade a su lista y quién no). Muchos sellos proporcionar los derechos de emisión a cambio de esta promoción a otras cadenas, eso bajarían sus costes a cero.
  • Un objetivo de venta de 119,8 € al año por cliente es lamentable, deben incrementar el consumo por cada cliente, son 320.000 suscriptores que tienen usuario y les han cedido sus datos de tarjeta de crédito para compra online, lo más díficil está conseguido, ahora solo tienen que ofrecerles algo más que comprar. Tienen los datos de contacto (correo electrónico), de ubicación por ciudad (por la dirección IP de conexión) y los gustos musicales, para mi Spotify es el sueño erótico de un promotor de conciertos y  si no es así es que a los promotores de conciertos el dinero les da lo mismo el dinero, y lo dudo.  Mi IP dice que vivo en Madrid y en mi lista de escucha está Jamie Cullum, hace quince días me deje más dinero en las entradas del que vale el abono anual, si a Spotify no le interesa parece que a Servicaixa si. Se podrían convertir en un canal de distribución imbatible y especializado, el usuario medio puede gastar 10 veces más dinero en conciertos que el coste del abono.
  • Deben ampliar al video, como demuestra Google a cada momento insertar publicidad así es mucho más fácil, menos intrusivo (bien hecho) y más eficaz, y Spotify goza de la inmensa ventaja de no tiene que pagar el ancho de banda de modo directo ya que se aprovecha de tecnología P2P y no escoje el catalogo de videos. Ahora intentan todo esto desde la aplicación, pero es que no no miro la aplicación el 90% del tiempo porque en cuanto escojo la lista la minimizo. Deben sostener mi atención porque a más atención más ingresos. Google lo entiende a la perfección, por eso continuamente amplia servicios para que no salga de sus páginas.
  • ¿Porque solo música? Con su tecnología pueden emitir cualquier material audiovisual, tienen una aplicación en un millón de PC solo en España además de iPhone, una plataforma de P2P y un gestor de contenidos, con un mercado cada vez mayor de series de TV hay una oportunidad para el que se decida a ofrecerlas por Internet.
  • Hacer a todo el mundo un poco más premium y no perderles cuando desconectan, yo como el 95% de los usuarios no pago la cuota, pero si dispusiera de una pequeña capacidad offline (vía PDA, iPod, iPhone, blackberry) prescindiría de mis reproductores Mp3. Si pudiera sincronizar una pequeña lista de 15 canciones para el camino al trabajo y de vuelta a casa estaría dos horas al día adicionales escuchando esas canciones y sus anuncios, disponer de 1.000.000 de usuarios solo en España dos horas al día más el tiempo que estén sincronizando desde la aplicación eligiendo las canciones.  Me parece que esa debe ser más que la audiencia total de Telemadrid al día por ejemplo. O visto de otro modo, ampliaría mi tiempo de escucha un 20%.

Todas estas opciones son una oportunidad para Spotify, pero también una amenaza, si llega otro competidor y las aprovecha pueden caer aún más rápido de lo que subieron, Yahoo y Altavista saben bien el resultado de no ver una oportunidad de mejorar sus productos…