La pyme no siempre compite, a veces subsiste

Me traigo aquí una reflexión que he planteado en un foro de linkedIn sobre las PYMES. En relación a una discusión sobre si la tecnología (informática) es importante para las Pymes varios participantes afirmaban que ellos trabajan en empresas de 8 o 10 empleados que no tienen necesidad de un sistema integrado para competir.

Pero, ¿realmente compiten?

Las PYME se basan muchas veces en nichos, trabajan en mercados reducidos donde su ubicación, cercanía, conocimiento, etc les sirven de valor competitivo, pero no compiten en eficacia o valor añadido, sobreviven porque son las únicas que hacen algo o lo hacen de un modo concreto.

Hay estudios que demuestran en el caso de España que nuestra crónica falta de competitividad es por las empresas pequeñas, nuestras grandes compañías son tan o más competitivas que sus competidores pero las PYMES españolas son poco eficaces, además de no tener tamaño para generar exportaciones.

Hay que crecer y hay que dotarse de mejores herramientas. Las pequeñas empresas deben luchar por dejar de ser tan pequeñas, y no pueden caer en la autocomplaciencia de “así nos va bien”. Otro tema es que tu puedes tener una micro-empresa de 2 empleados, irte muy bien y ser muy feliz con ella. Eso ya es una decisión personal, respetable y que yo he considerado muchas veces para mi 🙂

Pero la presión es mejorar en eficacia, crecer en tamaño y para ello el uso de herramientas informáticas, tecnología y procesos optimizados es vital. Eso o esperar a descubrir que un día no eres el único o que un grande se ha metido en tu jardín.

No pretendo decirle a una empresa de 10 empleados que tiene que implantar SAP, o una solución BPM para su gestión de negocio, o una herramienta de BI para analizar lo que ocurre. Puedes tener 10 empleados y no tener opciones de sacar provecho de nada de esto (y sería una mala noticia) pero si pretendes de verdad prolongar tu actividad en el tiempo, ser rentable y garantizar a socios y trabajadores estabilidad debes luchar por crecer para tener tamaño para afrontar crisis y debes mejorar tu gestión.

Las “muy rentables” PYMES españolas de la construcción han sido en gran parte el talón de aquiles que está dejando España en una situación dantesca respecto del empleo y la competitividad.