BI Self Service: SAP Lumira

Aprovecho para compartir una iniciativa para soluciones de Business Intelligence que estamos lanzando desde The White Team Consulting.

En este vídeo se puede ver una breve demostración de como usar SAP Lumira como solución de descubrimiento de información, también como una herramienta “Self Service” de Business Intelligence.

Algunas ventajas de SAP Lumira (en mi opinión) son

Ventaja vs Competencia

  • Permite diseña cuadros de mando en horas mientras se observan los resultados que se generan.
  • Aunque en el vídeo no se observa SAP Lumira permite compartir resultados en tiempo real mediante Cloud y acceso móvil.
  • Mínima inversión en licencias, por causas que desconozco SAP no permite publicitar el precio (¿?) pero es fácil de encontrar la referencia.
  • Los proyectos de implantación inicial se pueden ejecutar en días.

SAP Lumira (en sus diferentes versiones, personal, Server y Cloud) permite complementar las actuales inversiones en soluciones de Business Intelligence, en mi opinión es una solución muy recomendable para analizar.

SAP Lumira

Como se ve en el vídeo SAP Lumira permite acceder a fuentes de datos (mezclando incluso diferentes fuentes), pero es aún más interesante la opción de poder transformar los datos directamente por un usuario, y aplicar técnicas de búsqueda interactiva (en el vídeo se observa como descubrir un problema de quejas de usuarios, localizar donde ocurre y el posible motivo.

Y Google se volvió malvado

google-reader-will-die-this-summer-but-when-one-rss-tool-kicks-the-bucket-many-more-will-surely.jpg?173
Google ha creado productos como su buscador con los que se ha hecho muy rico, y otros como Google Desktop, Google Reader, Google Voice, Gtalk con los que no ha hecho un solo dolar/euro pero ha regalado productos fantásticos a los usuarios. En algunos momentos Google presumía de permitir a sus ingenieros hacer desarrollos por su propia decisión que luego convertía en productos, algunos con éxito solo a medias como fue Orkut.
Todo ello encajaba muy bien con su famoso "Don’t Be Evil"
google_dont_be_evil.jpg

Google se hacía rico, nos ponía publicidad no intrusiva, regalaba productos, hacía maravillas como su buscador, luchaba contra el malvado Microsoft y su Explorer financiando a Mozilla o creando su propio navegador.
La multinacional bondadosa, la empresa perfecta. El sueño empresarial (éxito, dinero, usuarios) que además era generosa surgido del dinero amontonado gracias al éxito en Internet.
Demasiado bonito para ser cierto.
No es que Google se haya convertido completamente al mal, pero su decisión de cerrar desarrollos probablemente costosos de los que no sacaba ingresos con excusas lamentables (¿que hay soluciones iguales a Google Desktop?, ¿que no usabamos Reader?) les convierte en una empresa más, una que toma decisiones por la rentabilidad de sus productos. Que no hace regalos en balde a sus usuarios salvo que le interese y que se preocupa más de competir que de hacer progresar Internet.
Google Reader fue un éxito de tal tamaño que aniquiló los agregadores de feed RSS, las aplicaciones que competían desaparecieron porque no había color. En lugar de aprovechar ese inmenso éxito y crear su red social a partir del Reader (como intentó Buzz durante un tiempo) empezaron de cero (cof cof, bueno, copiando Facebook un poco) con Google +.
No se preocupen en Google, me llevo mal con Microsoft y sigo usando sus productos. Pero ya son menos especiales. Y esto a mi me parece un error descomunal.

Dell hace una apuesta de riesgo

Dell ha dado un paso complicado, dentro de una operación bursátil de salida de bolsa Microsoft toma una participación minoritaria de 2.000 millones cuyas condiciones no están demasiado claras pero podría incluir no pasarse a Android.

¿Merece la pena para Dell tal compromiso por una compensación tan pequeña? Microsoft ha demostrado no ser un aliado demasiado rentable, Nokia no parece progresar bajo su manto y Windows 8 está teniendo ciertos problemas de entrada en el mercado. No parece clara la alianza cuando además Microsoft pretende ubicarse sola en el mercado de las Tablet con Surface.

Un 10% del total del valor en bolsa (aunque es un porcentaje mayor en la operación) no parece una compensación tan valiosa, salvo que sea un camino para una futura absorción en el caso de que sea un plan previo oculto al resto de partners de Microsoft por el momento.

Hágalo y no se queje tanto

Aunque copiar está muy feo voy a copiar tal cual un fragmento que he leído reproducido en el blog Lo Pienso Lo Escribo.

¿Estás dispuesto a hacerlo?

“En un seminario en el que yo hablaba sobre el concepto de proactividad, un hombre dijo:

– Stephen, me gusta lo que dice. Pero las situaciones difieren entre sí. Por ejemplo, mi matrimonio. Estoy realmente preocupado. A mi esposa y a mí ya no nos unen los antiguos sentimientos. Supongo que ya no la amo, y que ella ya no me ama a mí. ¿Qué puedo hacer?

– ¿Ya no sienten nada el uno por el otro? – pregunté.

– Así es. Y tenemos tres hijos, que realmente nos preocupan. ¿Usted qué sugiere?

– Ámela – le contesté.

– Pero le digo que ese sentimiento ya no existe entre nosotros.

– Ámela.

– No me entiende. El amor ha desaparecido.

– Entonces ámela. Si el sentimiento ha desaparecido, ésa es una buena razón para amarla.

– Pero, ¿cómo amar cuando uno no ama?

– Amar, querido amigo, es un verbo. El amor, el sentimiento, es el fruto de amar, el verbo. De modo que ámela. Sírvala. Sacrifíquese por ella. Escúchela. Comparta sus sentimientos. Apréciela. Apóyela. ¿Está dispuesto a hacerlo?

En la gran literatura de todas las sociedades progresistas, se habla de amar, del verbo. Las personas reactivas hablan del sentimiento. Ellas se mueven por sentimientos. Hollywood, por lo general, nos convence de que no somos responsables, de que somos un producto de nuestros sentimientos. Pero los guiones de Hollywood no describen la realidad. Si nuestros sentimientos controlan nuestras acciones, ello se debe a que hemos renunciado a nuestra responsabilidad y que permitimos que los sentimientos nos gobiernen”.

Más en “Los siete hábitos de la gente altamente efectiva“, de STEPHEN R. COVEY

Además de la aplicación para el caso descrito de las relaciones personales (que me parece muy inspirador), ¿Cuánta gente se queja en en las empresas de que no trabaja mejor porque no siente que la empresa le aprecie?

Microsoft y la jaula dorada

Hace un par de años casi jugando a adivino dije que Microsoft despediría a Steve Ballmer en ese año, evidentemente no acerté pero cabe preguntarse si no hubiera debido hacerlo leyendo este artículo.

Microsoft todavía es una gran compañía, la pregunta es si conseguirá sobrevivir como un líder o inicia una lenta decadencia. Igual que unió su éxito al PC podría ser que muera con él porque no ha sabido salir de la jaula dorada donde ellos mismos se metieron y no dejaron entrar a nadie.

El PC ha muerto, al menos como centro del universo conocido, llevábamos años esperando (y anunciándolo) por esa noticia, creímos que podría ser la TV o la consola pero han sido los teléfonos y los tablet (personalmente creo que más los primeros). Y Microsoft que hizo de su habilidad para defender su cortijo su mejor virtud se ha encontrado con que construía al mismo tiempo su propia cárcel dentro de esos muros que pretendía que la cobijasen.

Microsoft ha hecho de sus estrategias defensivas su fuerza y de la integración entre sus productos su base de desarrollo, pero al mismo tiempo esa estrategia le ha limitado en otros entornos, unido a notables fracasos le ha perjudicado. Pero no son solo los fracasos el problema, Google ha fracasado muchas veces y Apple también, de hecho Apple ha destruido su producto estrella (el iPod) con otro producto propio en un tiempo record.

Microsoft ha gastado cantidades terribles de dinero en inversiones como Bing, Hotmail, Navision, Xbox y muchas otras. Pero su problema es la falta de transformación de la base que le ha hecho siempre notablemente fuerte. Su sistema operativo y el Office. A pesar de una incursión en los móviles que parecía positiva fue su propia estrategia de enlazar TODO en Windows Phone al resto de sus aplicaciones lo que le daño. Con la PDA que todavía tengo necesito Outlook para sincronizar el correo y Windows para los ficheros y actualizar aplicaciones. De repente llega la competencia y presenta móviles autónomos, que funcionan directamente por Wi-Fi contra servidores cloud, y el cambio de prestaciones es salvaje.

Para Microsoft saltar de sus propias murallas sin matarse es igual que para un soldado en lo alto de una gran fortaleza bajar de un salto al suelo a perseguir a un enemigo que huye. Inviable.

La propia complejidad del cambio ha forzado a Microsoft a pasos tremendamente pesados, la alianza con Nokia o el desarrollo de Windows 8. Mientras su ecosistema de aliados (o prisioneros) comienza a alejarse a los verdes pastos de cooperar con Google y Apple. El mercado de consumo se le aleja, tal vez para no volver.

Creo que Microsoft debería enfocar de nuevo su estrategia, mirarse en el espejo de IBM que lleva cien años en esto y ha pasado ya por muchas olas de tecnología. Puede que el mercado de consumo (PCs, móviles, tablet) se aleje y con él el mundo Windows y Office pero Microsoft tiene aún una posición tremendamente sólida en entornos corporativos (Dynamics, SQL Server, Windows Server) donde puede apoyarse para crecer de nuevo. Tal vez su problema es que ha pretendido competir con quién no debía, tal vez Google y Apple están más libres de ataduras para moverse en los nuevos mundos y Microsoft debería pelearse con gente de su quinta como IBM, SAP, Oracle o HP. Los viejos deben competir con los viejos.

Tal vez tendría alguna opción una divisón de la compañía y obligar a ser más dinámica a la división de consumo. Y dejar de subvencionar unidades de negocio. Es una mala costumbre.

Tener los mejores ingredientes no es suficiente para hacer un buen cocido

Atletico Madrid 99/00Esta fotografía es del atlético 1999/2000, la famosa plantilla del descenso, en aquella época Claudio Ranieri era el entrenador. La plantilla quedo formada por: Carlos Aguilera, Ayala, Bejbl, Rubio, Baraja, Chamot, Pablo García, Capdevila, Correa, Gamarra, Gaspar, Juanma, Pepe Domingo, Marcos Márquez, Gustavo, Hasselbaink, Hugo Leal, José Mari, Kiko, Lardín, López, Luque, Molina, Mena, Njegus, Pilipauskas, Paunovic, Roberto, Santi, Solari, Toni, Toni Giménez, Venturin y Valerón.

Recuerdo que al principio de aquel año pensaba que el atlético tenía uno de los mejores equipos de los últimos años (en negrita los que recuerdo como más destacados).

He recordado aquella situación por la actual situación de los Lakers en la NBA, justo cuando han fichado una de las mayores estrellas como Howard y su equipo parecía mucho mejor que el año anterior.

Esta situación no es exclusiva del deporte, aunque es donde más fácil se puede observar a mi me parece muy habitual en el mundo empresarial.

¿Se diferencia mucho esta situación de los continuos fracasos de Microsoft en su estrategia online?

¿Es que Microsoft no tiene el know-how o la capacidad o el dinero para romper el mercado de servicios de internet?

¿Qué le faltaba a HP para haber sido un líder en la producción de tablet o de teléfonos móviles?

¿Por qué Nokia o Blackberry de repente pasan de líderes admirados a fracasar en el siguiente cambio?

¿Qué le paso a Myspace, Skype en el momento cumbre de sus aspiraciones?

Los proyectos a veces fracasan de modo inexplicable, las decisiones que parecen óptimas a priori, las personas seleccionadas, los cambios introducidos, los objetivos perseguidos de repente o bien se complican por apariciones disruptivas de competidores o simplemente se derrumban de modo inexplicable.

O incluso, a veces, esto le pasa a países. O tal vez es que elevamos idolos con pies de barro, en deportes, empresas y países.

El arte de las presentaciones

Me ha encantado esta presentación de Alberto de Vega.

Disfrutenla, por si no funciona en el blog pueden verla aquí